5 Consejos para cuidar tu piel en invierno.

Ha llegado el invierno, por lo menos para los que vivimos en el hemisferio norte.  El verano es solo un recuerdo.  El verano nos encanta a todos, salimos más, somos más positivos y nuestra piel bronceada nos hace parecer más saludables y mucha vitamina D suministrada por la luz solar nos llena de energía. Todos sabemos la importancia de proteger nuestra piel durante los meses de calor pero también hace falta protegerla del frío.  Muchas personas dicen que la belleza es solo superficial pero is cuidas el interior también se notará en el exterior.

Los peligros del invierno para nuestra piel son: el frío, falta de luz solar directa y deshidratación provocada por la calefacción.  Consumir los alimentos adecuados ayuda a proteger la piel de estos peligros.

Si sufres de piel seca o eczema beneficiarás si aumentas tu ingesta de pescado graso.  Salmón, Trucha, Sardinas, Pez Espada, Espadín, Tuna Fresca (no enlatada), Anchoas, Anguilas, Arrenques, Caballa y Carpa están llenos de acidos grasos esenciales Omega-6 y Omega-3 que entre otras cosas ayuda a reducir la perdida de agua en la piel.  Pero muchos son los beneficios de ingerir Omega-3 como:

  1. Reducir los niveles de LDL (colesterol “malo”) en sangre.
  2. Aliviar enfermedades inflamatorias como artritis.
  3. Reducir la hipertensión.
  4. Prevención de la formación de coágulos en la sangre que, a su vez, reduce el riesgo de padecer un ataque al corazón o apoplejía.
  5. Prevención de problemas cardiacos y circulatorios.
  6. Promociona el desarrollo saludable del cerebro y los ojos.
  7. Reduce el riesgo de tromobosis.
  8. Ayuda a las personas de sufren de gota.
  9. Limpia el colesterol de las artérias, ensanchando las paredes de las artérias e incrementando su elasticidad.
  10. Ayuda a incrementar los niveles de HDL (colesterol “bueno”) que es cardio protector.
  11. Ayuda a reducir el riesgo de padecer demencia, Enfermedad de Alzheimer y depresión y ayuda a las personas que sufren depresión a superarla.
  12. Durante el embarazo, el consumo de pescado graso ayuda en el desarrollo saludable del feto, aunque mujeres embarazadas deberían limitar la ingesta a 2 veces por semana.
  13. Ayuda en la función cerebral correcta.
Necesitas más razones para aumentar la ingesta de pescado graso?  Para beneficiarse del omega-3 en los pescados grasos debería comerlo 3 veces por semana.
La piel agrietada por culpa del tiempo frío y con viento necesita un ayuda proporcionada por las vitaminas del grupo B.  Estas vitaminas B suministran nutrientes que regulan la regeneración de las células de la piel.  Alimentos ricos en estas vitaminas son; arroz integral y verduras de color verde oscuro especialmente el brocoli y la col rizada.  Añade estas verduras a tu comida y cena cada día y verás (literalmente en el espejo) los beneficios.
Tu piel ha perdido su brillo saludable del verano?  Tu piel parece cansada y sin lustre cuando miras en el espejo?  Todos sabemos que la vitamina E es la vitamina anti-envejecimiento que ayuda especialmente a la piel – es un ingrediente en todas esas cremas carísimas que utilizamos a diario.  Pero la mejor manera de beneficiarse de la vitamina E es a través de la dieta.  Todas las frutas y verduras de color naranja y amarillo (pimientos rojos y amarillos, batatas, zanahorias y mangos) son ricas en carotenos – estos son antioxidantes que el cuerpo convierte en vitamina E que, a su vez, nutre las capas de la piel justo por debajo del superficie.  Dos porciones al día te dará los mejores resultados.
Anthocyanidin es un pigmento que se ha mostrado potenciador de las fibras de colageno que, a su vez, produce una piel más saludable, firme y radiante.  Entonces, hay que aumentar la ingesta de arándanos, moras, uvas negras e incluso una copa de vino tinto.  El vino tinto también contiene resveratrol, se piensa que el resveratrol tiene propiedades anti-cáncer, anti-envejecimiento, anti-inflamatorias y también puede reducir los niveles de glucosa en sangre y puede tener beneficios cardiovasculares.
La vitamina D es un problema grande especialmente en invierno cuando los días son más cortos y conseguir nuestra dosis diaria de luz solar directa es muy difícil.  Entre otras cosas, la falta de vitamina D puede producir niveles bajos de energía, y cansancio que se refleja en la piel.  Solo conseguimos un 10% de la vitamina D necesaria de nuestra dieta, entonces es de vital importancia que consumimos los alimentos adecuados.  Los pescados grasos son la mejor fuente de vitamina D pero también lo son: yema de huevo, hígado y hongos salvajes.  Hay que ingerir uno de estos alimentos cada día – es muy importante.
Tu piel es pálida y frágil?  Existe un mineral antioxidante llamado Selenio.  Se ha probado que este mineral mejora la elasticidad de la piel y reduce los daños causados por el sol.  Puedes encontrar Selenio en paco, carne magra, pollo y huevos pero las nueces de Brasil tienen una concentración alta de este mineral.  La concentración en las nueces de Brasil (si no eres alérgico) es tan alta que solo hace falta ingerir 1-2 al día.
Tienes granos?  Aquí llega nuestro viejo enemigo, el azúcar.  Todos deberíamos saber ya que el azúcar no nos aporta nada bueno de ninguna forma.  La mayoría de las persona atribuyen el sobrepeso al azúcar, pero también estimula las glándulas sebáceos debajo de la piel que causa los granos.  El azúcar también estimula la producción de la hormona masculina andrógena que puede causar acné en mujeres. También se ha probado que el azúcar accelera el daño en colageno entonces es mejor evitar el azúcar a toda costa!
Espero que este post te ayude a cuidar de tu piel este invierno.

Deja un comentario