5 MITOS DE LA NUTRICIÓN

Si, todos hemos oído que el café es malo para la salud, o que la leche es esencial para los huesos, o que los huevos son malos para el corazón o que las grasas saturadas no amenazan la salud… pero como con todos los mitos, algunos son verdad y otros han sido… CAZADOS!

MITO Nº 1: TIENES QUE BEBER 8 VASOS DE AGUA AL DÍA = NO
Nos han dicho una y otra vez que beber 8 vasos de agua al día ayuda a nuestros riñones en filtrar las toxinas, nos ayuda a tener una piel más tersa y previene el cáncer.

  • No hay ninguna prueba que el agua mejora la función de los riñones – además, demasiado agua puede impedir al habilidad de los riñones de filtrar las toxinas.
  • Hay estudios que comparan el consumo de agua y el cáncer de vejiga y los resultados no son consistentes.
  • En cuanto a la piel más tersa, un estudio pequeño encontró que el flujo sanguíneo a la piel incrementaba después de beber 2 vasos de agua, pero los científicos no fueron capaces de descubrir si esto mejoraba la tonificación de la piel.
  • Si sigues una dieta equilibrada que incluye agua, café, té y zumos estarás suficientemente hidratado.
  • No hay nada encontra de beber abundante agua (aunque cantidades muy grandes no están aconsejadas), simplemente 8 vasos al día no son necesarios como sugiere el Mito.
MITO Nº 2 EL TÉ VERDE AYUDA A PERDER PESO = CASI CIERTO
El té verde fue anunciado como la forma saludable para impulsar la perdida de peso.  Hubo mucha publicidad diciendo que si cambiaras el café que tomas por té verde podrías perder hasta 4.5kg en seis semanas.
  • La verdad es que el té verde contiene un antioxidante llamado galato de epigalocatequina (GEGC) que se ha mostrado a impulsar el metabolismo y quemar grasas en pruebas de laboratorio.
  • Los científicos descubrieron que los sujetos en un estudio quemaron más energía durante un periodo de 24 horas cuando consumieron GEGC además de cafeína que aquellos sujetos que tomaron unicamente cafeína.
  • Sin embargo, cuando analizaron los datos de 13 estudios similares, los sujetos que tomaron GEGC además de cafeína durante un periodo de 3 meses, solo perdieron entre 0,453kg – 1,360kg más que los sujetos tomando el placebo.  La diferencia fue valorada como “no clínicamente relevante”.
  • Una advertencia:  la seguridad a largo plazo de los suplementos de té verde tomados en ayunas se ha puesto en duda.  En más de 24 casos, ha sido vinculado a daños en el hígado.  Es mejor quedarse con las infusiones en lugar de pastillas.
MITO Nº 3: LA LECHE ES ESENCIAL PARA TENER LOS HUESOS FUERTES = NO
Pues este mito lo hemos oído hasta la saciedad desde que eramos niños – lo hemos aprendido de memoria.  Sin embargo:
  • No hay pruebas científicas que demuestran que las persona que consumen productos lacteos tienen menos fracturas de huesos.  6 estudios cohortes – incluyendo uno que siguió a 70,000 enfermeras durante un periodo de 26 años – descubrieron que las mujeres que bebieron más leche no sufrían menos fracturas de cadera.
  • Si, la leche contiene calcio pero no es muy biodisponible.  Otros fuentes muy buenos de calcio son el tofu, salmon y sardinas enlatadas con los huesos, y verduras de hoja verde.
  • En países como Japón y la India, donde el consumo de productos lácteos es bajo, la incidencia de fracturas de huesos también es relativamente baja.  Esto nos dice que la salud de los huesos se determina por más cosas que la cantidad de productos lácteos consumidos.  La genética, ejercicio físico, tamaño corporal y niveles de hormonas son también muy importantes.
  • La vitamina D es muy importante para la salud de los huesos.  Podemos obtenerla de nuestra dieta pero exponerse al sol es muy importante y tiene la mayor potencial.
  • Una advertencia: tener cuidado con los expertos que afirman que la salud de los huesos es imposible sin 3 porciones de productos lácteos al día.
MITO Nº 4: EL ACEITE DE PESCADO PREVIENE CONTRA LA ENFERMEDAD CARDIACA = SI
El pescado graso como el salmón, caballa, trucha, sardinas y atún son ricos en ácidos grasos Omega-3; ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) y son cardio protectores.  Los estudios sugieren que relajan los vasos sanguíneos, reducen la presión arterial, previenen arritmias cardiacas y reducen las grasas circulantes por la sangre (triglicéridos).
  • También se ha demostrado que el Omega-3 mejora la función cerebral.  Por lo tanto todos deberíamos consumir pescado graso 2 veces por semana.  Se recomienda a las personas con enfermedad cardiaca, que consuman el doble de Omega-3 que una persona sana (1,000 mg/día EPA+DHA combinado).  Para bajar los niveles de triglicéridos necesitarías 3,000 – 4,000 mg/día de EPA+DHA.
  • Si no te gusta mucho el pescado existen muchos suplementos en el mercado – sin embargo comprueba las etiquetas para asegurar que estás tomando la dosis correcta de EPA+DHA.
  • Se ha demostrado que el aceite de Krill es muy eficaz ya que es soluble en agua y así es más biodisponible para el cuerpo.
MITO Nº 5: LOS HUEVOS SON MALOS PARA EL CORAZÓN = NO
En 1984 la revista TIME publicó un artículo diciendo que los huevos eran los culpables de niveles altos de colesterol que provocan enfermedad cardiaca.
Cuantas veces nos han dicho que comer huevos todos los días es peligroso para nuestra salud?  Entonces, desde ese artículo en la rivista TIME en 1984, los investigadores han llevado a cabo numerosos estudios a largo plazo sobre huevos y enfermedad cardiaca, colectivamente siguiendo a cientos de miles de personas.  En total, esta investigación ha probado que los huevos “no son culpables” y que comer hasta 6 huevos por semana parece ser no dañino para la salud de las personas sanas.
  • Los huevos están asociados con el colesterol algo.  La mayoría de nuestro colesterol está fabricado en el hígado, que se accelera la producción cuando consumimos grasas saturadas y grasas trans.  Sin embargo, el colesterol encontrado en los alimentos no tiene mucho impacto sobre los niveles de colesterol en sangre.  Algunas personas si son afectados – se llaman hiper-respondedores – los estudios demuestran que puede haber un incremento en HDL o colesterol bueno junto con LDL o colesterol malo, este incremento en HDL ayudo a contrarrestar el riesgo aumentado.
  • Los huevos son relativamente bajos en grasas saturadas, también contienen grasas no saturadas que pueden ser beneficiosas..  También son una buena fuente de de proteína, vitaminas y minerales, y desde luego son más saludables que las magdalenas, bagels y cereales azúcarados.
  • Sin embargo, algunas personas pueden ser negativamente susceptibles al consumo de huevos.  Algunos estudios han vinculado el consumo de huevos con la enfermedad cardiaca y muerte prematuro en personas que padecen diabetes.  No existe una relación clara de porqué, entonces si eres diabetico es una buena idea no consumir muchos huevos.
  • En general, el problema más grande con los huevos es como se cocinan – fritos son los peores, y que los acompañen; bacon, alubias en tomate de lata, pan frito, etc.. 

Deja un comentario