Preveniendo el Diabetes Tipo II

Hay muchas formas corporales diferentes.  Quizás las más conocidas son – especialmente entre las mujeres – el tipo pera y manzana.  El tipo pera significa que llevas el exceso de peso en las caderas, este es el tipo menos peligroso para tu salud ya que se trata de grasa subcutánea que no causa problemas, en el lado negativo es la más difícil de perder.  El tipo manzana es cuando el exceso de peso está localizado en la cintura – esto también va por los hombres!  De los dos, el tipo manzana es el más peligroso para la salud.  El exceso de grasa está localizado detrás de la pared abdominal y puede circular libremente por la sangre.  Por el lado positivo, esta grasa es la más fácil de perder.

Si tu cintura es más ancha que antes, entonces necesitas mantener unas cosas importantes en mente.  Esto es un indicador de una condición llamado pre-diabetes que, si no se trata, puede resultar en problemas de salud más graves tales como la Diabetes Tipo II i enfermedad cardiaca.  Uno de cada ocho mujeres mayores de 35 años están afectados por la pre-diabetes.  Una cintura ancha es una alerta que tienes un exceso de grasa alrededor de tus organos internos.  Esta grasa visceral está asociada con la liberación de proteínas y hormonas que tienen un rango amplio de implicaciones para la salud que incluyen afectar la sensibilidad de nuestras células a la insulina.  Puedes realizar una simple prueba para ver si estas en riesgo.  Utilizando una cinta métrica, mide tu cintura justo por encima de las caderas.  La cinta debería estar ajustada en la cintura pero no apretada, relájate, expulsar el aire y a medir!

Medidas de cintura como factor de riesgo para la pre-diabetes:

80cm o más en mujeres
94cm o más en hombres

La pre-diabetes puede ser modificado con facilidad a través de cambios en el estilo de vida de cada uno.  No es exactamente una enfermedad pero hay que tomarla en serio como medida preventiva.  La pre-diabetes significa que tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre están elevados, pero no los suficientemente altos como para ser diagnosticado con Diabetes Tipo II – todavía.  “La mitad de las personas que padecen pre-diabetes desarrollarán la Diabetes Tipo II dentro de 10 años.” dice la Profesora Melanie Davies, Médico Consultora Honoraria y Profesora de Medicina Diabética en la Universidad de Leicester, Reino Unido.

Muchas veces, las personas asocian la Diabetes Tipo II y la pre-diabetes con el consumo elevado de chocolate o alimentos que contengan mucho azúcar – si contribuye al aumento de peso y por lo tanto incrementa el riesgo, pero el azúcar es solo un tipo de hidrato de carbono.  Otros incluyen patatas, pasta, pan y fruta.  Cuando el cuerpo digiere estos alimentos, los convierten en glucosa – otro tipo de azúcar – entonces los niveles de glucosa en sangre aumentan de forma natural después de consumir hidratos de carbono.  La pre-diabetes es una combinación de factores genéticos y medio ambientales como el peso y los niveles de actividad.

Es muy importante estar al tanto de los factores de riesgo para la pre-diabetes ya que no hay síntomas.  Al menos que analizan tus niveles de glucosa en sangre, no sabrás que la tienes.  Como con la Diabetes Tipo II, tu riesgo de la pre-diabetes es más alto si eres mayor de 40 años – o mayor de 25 años si eres de color o Asiatico del Sur.

Otros factores de riesgo son iguales a los de la Diabetes Tipo II:

  • Sobrepeso
  • Tener un familiar cercano (padre/ madre/ herman@) con Diabetes Tipo II
  • Hipertensión
  • Antecedentes de attaque al corazón o apoplejía
  • Síndrome de Ovario Poliquístico junto con tener sobrepeso o haber tenido diabetes gestacional
Cuantos más factores de riesgo padeces, mayor es tu riesgo de tener pre-diabetes.
La pre-diabetes amenaza la salud porque puede dañar seriamente tu cuerpo.  Además del incremento del riesgo de padecer Diabetes Tipo II, investigaciones demuestran que tener los niveles de glucosa en sangre continuamente altos puede causar daños a largo plazo, especialmente al corazón y al sistema circulatorio.  “Alguien que padece pre-diabetes tiene un 50% más de riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca que alguien con niveles normales de glucosa en sangre – y no importa y desarrollan o no Diabetes,” dice la Profesora Davies.
Sin embargo, es bastante fácil corregir este problema.  Todo lo que necesitas hacer es asegurar una dieta equilibrada y practicar más ejercicio, solo haciendo esto puede devolver tu cuerpo a su estado anterior a la glucosa alta y reducir tu riesgo de Diabetes Tipo II.  También se ha demostrado que estos cambios de estilo de vida son más efectivos que fármacos.  El Programa de EEUU para la Prevención de la Diabetes (PPD) y otros estudios grandes, han demostrado que perder solo el 5-7% de tu peso corporal, comer más sano y hacer ejercicio con regularidad previene o retrasa la diabetes en un 60%, mientras el fármaco Metformin, redujo el riesgo de desarrollar la diabetes en solo un 31%.  Es tan fácil que ni siquiera la edad es un factor, personas de 60 años o mayores que pusieron en práctica estos cambios en el PPD bajaron su riesgo de desarrollar la Diabetes en un 70%, y muchos otros en el grupo de intervención del estilo de vida volvieron a la normalidad.
Entonces, cambia tu dieta y muévete con más regularidad para un futuro más sano.
Social Nutrition te puede ayudar a mejorar tu salud.  Para pedir una cita presencial (Madrid) o online (Skype), manda un email a lucycarr@socialnutrition.com

One Response

Deja un comentario