Productos lácteos vinculados con un 50% más de riesgo de morir de cáncer de mama.

Si mis artículos anteriores: FORKS OVER KNIVES (Tenedores por encima de cuchillos) y LOS PELIGROS DE LA LECHE DE VACA no consiguieron cambiar tu forma de pensar sobre tu consumo de productos lácteos, entonces espero que este si.

Todavía es ilegal en Los Estados Unidos decir que la dieta puede curar el cáncer, aunque hay mucha evidencia que sugiere que si puede (The Gerson Miracle entre otros), o que la dieta puede prevenir enfermedades graves y también tiene un rol importante en curar una enfermedad una vez diagnosticado.

Demasiados médicos ni siquiera consideran la importancia de la dieta y se apoyan exclusivamente en la medicina moderna.  Ahora, no me mal interpretes, estoy totalmente al favor de la medicina moderan, pero creo firmemente que los médicos necesitan entender que la medicina moderna sería aún más eficaz si se combina con una dieta apropiado para la enfermedad.

Nuevos datos han mostrado que solo UNA porción de productos lácteos enteros cada día – que sea helado o yogur o queso, puede dificultar la supervivencia en mujeres con cáncer de mama.  Los científicos dicen que las mujeres que padecen cáncer de mama y que consumen UNA porción diaria tienen un riesgo del 50% de más probabilidad de morir.

Los científicos en EEUU sospechan que la razón de este incremento de riesgo es porque la leche y otros alimentos lácteos enteros contienen la hormona estrógeno, que se sabe que anima el crecimiento turmoral.

Ya sabemos que la dieta tiene un rol importante en mejorar las posibilidades de superar el cáncer y también en prevenir una recaída.  Pero, este es el primer estudio que demuestra un vínculo tan fuerte entre los productos lácteos y el cáncer de mama.

1 de cada 8 mujeres desarrollará cáncer de mama en algún momento de su vida y se diagnostican unos 50,000 nuevos casos al año.  Los científicos del centro para la investigación Kaiser Permanente de California, estudiaron las historias clínicas de 1,500 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama entre 1997 y 2000.  Las mujeres tuvieron que completar un cuestionario sobre la frecuencia de consumo de productos lácteos, que tamaño tenían las porciones, y que consumieron específicamente.  Los productos más comunes fueron; helados, yogures, quesos, lattes y chocolate caliente.

Los científicos descubrieron que las mujeres que consumieron solo UNA porción de solo UNO de estos productos cada día, eran un 50% más propensas a morir de la enfermedad dentro de un periodo de 12 años.  También señalaron que las mayoría de la leche consumida en el Reino Unido y los Estado Unidos proviene de vacas embarazadas y por lo tanto, muy rica en estrógenos, que, como dije anteriormente, es conocido por desencadenar el crecimiento tumoral y existen niveles particularmente altos en productos lácteos enteros.

De hecho, también descubrieron que las mujeres que consumieron UNA porción de lácteo entero al día tenían un 64% más de probabilidad de morir por cualquier causa – no solo el cáncer de mama.

La Dra. Bette Caan, líder de investigación en el estudio dijo:

“Productos lácteos enteros generalmente no están recomendados como parte de una dieta sana.  Cambiar a lácteos desnatados es fácil de modificar.”

Aunque, aquí tengo que decir; y porque no eliminar por completo los lácteos?  Realmente no son necesarios en nuestra dieta.  Todos los otros mamíferos son capaces de vivir vidas saludables sin ellos después del destete.

Muchas mujeres diagnosticadas con cáncer de mama preguntan a sus médicos si deberían cambiar sus dietas, pero el consenso general dentro de la comunidad médica es que hay demasiado poca investigación sobre el tema y así no pueden dar consejos específicos.

Susan Kutner, presidente en el Kaiser Permanente Northern California Regional Breast Cancer Task Force, dijo:

“Las mujeres han estado pidiendo este tipo de información a gritos.  Nos están preguntando ‘dime que tengo que comer’.  Con esta información, podemos ser más específicos a la hora de recomendar productos lácteos desnatados.”

Sally Greenbrook, Senior Policy Officer en Breakthrough Breast Cancer dijo:

“Este estudio específicamente mira a mujeres que han sido diagnosticadas con cáncer de mama y como los productos lácteos enteros o desnatados pueden afectarles.  Cualquier mujer que ha tenido cáncer de mama y está preocupada por su dieta debería hablar de esto con su médico.

“Por muchas razones de salud es aconsejable que todas las mujeres deberían seguir una dieta saludable i equilibrada.  Te ayuda a mantener un peso saludable que, junto con buenas prácticas como un consumo bajo de alcohol y una actividad física regular, puede ayudar en reducir tu riesgo de cáncer de mama y mejorar el bienestar general.  Hay muchos factores de riesgo para el cáncer de mama, no solo la dieta.”

La dieta es tan importante y no recibe la importancia que se merece.  Si quieres saber más sobre luchar contra enfermedades con la dieta, puedo recomendar FORKS OVER KNIVES, HUNGRY FOR CHANGE (Hambriento para Cambio) y THE GERSON MIRACLE (El Milagro Gerson).  Todos están disponibles en formato DVD o libro, lo dejo a tu preferencia, pero son documentales increíbles que, espero, cambiarán tu vida y tu salud a mejor.

Social Nutrition te puede ayudar a mejorar tu salud.  Para pedir una cita presencial (Madrid) o online (Skype), manda un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario