El pasado da salud hoy...

Todos sabemos que nuestras dietas han cambiado totalmente con el paso de los años.  La cantidad de alimentos procesados que hacen acto de presencia en nuestras mesas es increíble y no se considera como algo preocupante.  Incluso se considera “normal”.  Sin embargo, muchos damos a nuestros hijos cosas que nunca tuvimos cuando éramos pequeños – ahora digo “cosas” ya que la mayoría no se pueden considerar como alimentos.  Carnes procesadas en la forma de hamburguesas, salchichas nuggets de pollo incluso Jamón de York – considerado saludable por muchos que están a dieta, Jamón cocido o de York que viene en paquetes convenientemente en lonchas está lleno de azúcar, proteína de leche, fécula de patata… y ahí está la lista de ingredientes en un paquete de Jamón de York y sigue y sigue…

Entonces, quizás deberíamos mirar a la historia donde el cáncer, obesidad, diabetes tipo 2, depresión, y obesidad infantil fueron mínimos y desde luego no tuvieron la tasa de nuevos casos al año que existe hoy en día.  A menudo, volver a lo básico para la salud es el camino a seguir.

Entonces, aquí hay 6 super alimentos antiguos que darán salud a nuestros estilos de vida modernos:

1.  Muchas veces he escrito sobre la necesidad de ácidos grasos esenciales de Omega 3, encontrados en pescado graso como el Salmón para mejorar la función cerebral entre otras cosas.  Se utilizaba en la Roma antigua y la cultura Escandinava, Aceite de Hígado de Bacalao Fermentado (AHBF) ha sido utilizado durante miles de años, estos ácidos grasos esenciales son ricos en DHA y EPA y son esenciales para el manejo de un peso saludable y la salud del cerebro.  AHBF también es una fuente muy buena de vitaminas A y D que son solubles en grasa y el proceso de fermentación mantiene los nutrientes enteros y vitales.  Si no puedes encontrar Aceite de Hígado de Bacalao Fermentado en una tienda cercana, puedes probar el Aceite de Krill.  El aceite de Krill es soluble en agua haciendo que sus propiedades sean más asimilables por el cuerpo.

2.  Por desgracia para los humanos, la mayoría de la carne que comemos ha sido torturado en lugar de nutrido durante su etapa de crecimiento.  No, no soy vegetariana, me encanta un buen filete de ternera de vez en cuando pero realmente debería ser orgánico – esto quiere decir que el ternero fuera alimentado a base de hierba, correteando por un prado y disfrutando de su vida antes de acabar en mi plato!  La mayoría de la ternera producido en EEUU (y la mayoría de otros países también) ha sido torturada en granjas fábrica y está llena de hormonas, antibióticos, y vacunas contra enfermedades.  Es mucho más difícil encontrar un trozo de carne sano hoy en día.  A través de la historia, las vacas fueron libres, comiendo hierba, este tipo de ternera es naturalmente más magra que los animales de granjas fábrica y la grasa que contiene tiene muchos beneficios para nosotros los humanos:  100g de ternera orgánica contiene 35mg de ácidos grasos esenciales Omega 3, en comparación con el otro tipo de ternera que contiene solo 10mg de ácidos grasos esenciales Omega 3.  Las vacas felices y alimentadas con hierba también tienen el doble de ácido linoleico conjugado (ALC).  Niveles altos de ALC están asociados con un riesgo reducido de enfermedad cardiovascular, cáncer y más facilidad a la hora de perder peso.


3.  Los Chinos antiguos llamaron a esta infusión el “Elixir para la Salud Eterna”, Kombucha es un té fermentado que tiene 2000 años de historia.  Esta bebida es alto en vitaminas del grupo B que ayudan a incrementar la energía y bajar la inflamación en el cuerpo.  Este té fermentado está lleno de probióticos que ayudan en la digestión e incrementan la inmunidad.  Estudios recientes demuestran que el ácido glucárico – encontrado en altas cantidades en Kombucha – ayuda a prevenir el cáncer.  Está disponible en herbolarios o puedes hacer el tuyo en casa.

4.  No hay nada más apetitoso que un caldo casero (más en invierno que verano!).  El caldo, es la base de muchas otras sopas y guisos, y se ha considerado un alimento esencial para recuperarse por las poblaciones antiguas en cada continente.  Hirviendo los huesos de ternera o aves orgánicos durante 6 a 40 horas produce un caldo rico en minerales, antioxidantes y vitaminas, todos de los cuales se sueltan de los huesos durante el proceso de cocción y facilmente asimilados por el cuerpo a ingerir el caldo.  Este es un super alimento y ayuda en la resistencia a la perdida de peso, sobre producción de bacteria en el intestino delgado, y el Síndrome de Intestino Permeable y respuestas de tipo auto-inmune.

5.  Tradicionalmente, parte de la dieta típica de América Central durante miles de años, la batata finalmente llegó a Europa de la mano de Cristóbal Colón a su vuelta.  La batata es muy rica en vitamina A que es esencial para piel y ojos saludables.  Pero sus beneficios no terminan ahí, este tubérculo está lleno de vitamina C, manganeso, vitamina B6, potasio, cobre y alto en fibra.

6.  Los Koreanos antiguos comieron Kimichi en grandes cantidades y consideraron que tenía propiedades curativas.  El Kimichi es una mezcla de verduras fermentadas y especias que se ha asociado a la bajada de la presión arterial alta y perdida de peso.  Estudios han demostrado que el Kimchi tiene propiedades anti-cáncer y una bajada en arteriosclerosis y respuestas auto-inmunes.  Puedes hacerlo en casa o comprarlo en una tienda, pero si lo compras ten cuidado con el contenido en azúcar y sal – utilizados para prolongar su vida útil en la tienda!

Social Nutrition te puede ayudar a mejorar tu salud.  Para pedir una cita presencial (Madrid) o online (Skype), manda un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario