NO todas las calorías son iguales.

Desde que tengo uso de razón he estado oyendo la teoría histórica que “todas las calorías son iguales” y la única manera de perder peso es comer menos y moverse más.  Desde hace mucho tiempo, yo he estado diciendo que esta teoría no es cierto.

No todas las calorías son iguales.  Todo depende de qué fuente consigues tus calorías por ejemplo; proteína, grasa o hidratos de carbono, y como tu cuerpo utiliza esas calorías.  El cuerpo no utiliza la proteína de la misma manera que utiliza hidratos de carbono, etc..  Me alegro decir que no estoy sola en mi lucha de hacer que las personas entiendan que una dieta baja en grasas y alto en hidratos de carbono NO ES LA MANERA DE PERDER PESO!  Si, tengo que admitir que hay momentos en que me apetece gritar, sobre todo cuando leo otro articulo en la prensa médica o prensa general sobre los beneficios de comer hidratos de carbono, o veo otra vez el pirámide dichoso de los gobiernos que promociona el consumo de hidratos de carbono a todas horas.  Zoë Harcombe, una investigadora Británica en obesidad, ha estado diciendo lo mismo durante años!  Recomiendo cualquiera de sus libros aunque lamento decir que no los he encontrado traducidos al Español, pero si hablas Inglés os recomiendo especialmente The Obesity Epidemic y Stop Counting Calories and Stary Losing Weight, una vez que hayas leído un libro suyo estarás enganchado de por vida y en tu peso natural, si eliges seguir sus consejos!  Haz clic en su nombre y te llevará a sus libros.

Ahora, hoy he tenido uno de esos momentos ALELUYA! cuando leí sobre un entrenador personal Inglés, Sam Feltham.  Sam ha utilizado su propio cuerpo para hacer un experimento sobre dietas.  Ha conseguido los resultados que yo esperaría, y estoy segura que Zoë Harcombe también los esperaría, pero por el tono del artículo el periodista estaba muy sorprendido.  El médico de Sam Feltham también estaba sorprendido por los efectos negativos que tuvo una dieta alto en hidratos de carbono sobre su salud en tan solo 21 días, recuerda que este chico es entrenador personal y por lo tanto muy sano y en forma cuando empezó su experimento.

El Experimento de Sam:

Sam decidió que la única manera de probar la teoría de que todas las calorías son iguales era probar dos dietas diferentes durante 21 días cada una.  El tomó una dieta alta en grasas y baja en hidratos de carbono durante 21 días y siguió un plan de ejercicio moderado.  Durante los 21 días siguientes tomó una dieta alta en hidratos de carbono y baja en grasas y llevó a cabo el mismo plan de ejercicio moderado.  En ambas dietas comió un increíble 5000 calorías diarias.  Ahora, según la teoría de todas las calorías son iguales, el aumento de peso debería ser igual en ambas dietas.  Sin embargo, eso no fue lo que descubrió Sam.

Con la dieta baja en grasas y alta en hidratos de carbono, Sam engordó más de 7 kg y añadió 9.5 cm a su cintura.

Sin embargo, con la dieta alta en grasas y baja en hidratos de carbono, solo engordó 1.33 kg y PERDIÓ 2.5 cm de su cintura.

Para la dieta baja en hidratos de carbono y alta en grasas Sam comió 5000 calorías al día comiendo los siguientes alimentos: huevos, caballa, filetes, verduras, aceite de coco y pico 3 veces al día frutos secos como nueces, pecans o almendras – todos naturalmente altos en grasas.  Consumo diario total: 72% de grasas, 22% de proteína y tan solo 5.9% de hidratos de carbono.  Todas las comidas fueron las mismas todos los días.

Para la dieta alta en hidratos de carbono y baja en grasas Sam comió 5000 calorías al día comiendo los siguientes alimentos: pan de ajo, lasaña baja en grasas, crumpets (un especie de panecillo inglés), yogures y arroz con leche bajos en grasas, muffins de chocolate y pan integral.  Cosumo diario total: 63% hidratos de carbono, 13% proteína y un 22% de grasas.  Todas las comidas fueron las mismas todos los días.

Sam dice: “Fue un experimento para probar la idea que diferentes alimentos afectan a la bioquímica de tu cuerpo de manera diferente.  Si es verdad que reducir calorías es la clave para perder peso, entonces un exceso de calorías debería aumentar la misma cantidad de peso si provienen de una dieta saludable llena de grasas o una dieta pobre llena de hidratos de carbono.”

Como dije antes, el médico de Sam estaba aún más sorprendido.  Su dieta baja en grasas y alta en hidratos de carbono tuvo efectos potencialmente devastadores sobre su sistema tan solo después de 21 días.  El Dr. Aseem Malhotra, un cardiologo en el Hospital Royal Free de Londres dijo:

“Efectivamente la dieta le causó el síndrome metabólico”.

El síndrome metabólico es un precursor de la enfermedad cardiaca y la diabetes.  Siguió explicando:

“Lo que más preocupa es que sus triglicéridos (grasas en sangre) aumentaron 4 veces sus niveles normales, mientras su HDL (colesterol “bueno”) bajó.  Esta no es una buena combinación.  Añade a esto que el incremento en su medida de cintura, y que parecía mucho menos sano que al principio.  Además, el nivel de inflamación en su hígado había doblado, que también está vinculado con la diabetes y la enfermedad cardiaca…

“… es alarmante pensar que si una dieta alta en hidratos de carbono puede tener este efecto en el tan solo después de 3 semanas, que está haciendo a las personas que no hacen ejercicio y comen así durante años?”

Parece que un país lo entiende: 

Expertos dietistas Suecos recientemente han dado un giro radical y ahora están recomendando una dieta baja en hidratos de carbono en lugar de una dieta baja en grasas para perder peso.  Esto sucedió gracias al Consejo sobre la Tecnología de la Salud, que asesora al Gobierno Sueco.  El consejo revisó 16,000 estudios y sacaron de ellos la teoría que los mejores tipos de alimentos para perder peso eran del tipo aceite de oliva, nata y bacon!

Por qué?

Como dije previamente, todo depende de QUÉ hace tu cuerpo con los diferentes tipos de alimentos que recibe.  Por ejemplo, la proteína se utiliza para el crecimiento y para reparar daños.  Los hidratos de carbono se utilizan para energía de acceso rápido.  Si no se utiliza se almacena como grasa.

Sin embargo, hay otro punto importante que hay que tocar… las hormonas tienen mucho que ver con la perdida de peso o por lo menos una en concreto… la insulina.  Si, ya lo sé, he hablado mucho anteriormente sobre la insulina pero es importante.

La insulina es la hormona que controla el ALMACENAJE DE GRASAS.  Una dieta alta en hidratos de carbono incrementa la cantidad de glucosa en sangre, que a su vez, significa que produces más insulina.  Cuanto más insulina produce el cuerpo, más grasa almacena.  Realmente es así de simple!  Una dieta baja en hidratos de carbono significa menos insulina, haciendo que la perdida de peso sea más fácil de conseguir ya que el cuerpo utiliza la grasa como energía y no necesita almacenar tanta.

El Dr. Malhotra confirma que los consejos estándar sobre dietética está EQUIVOCADO:

“Esto (el experimento de Sam) es una ilustración clara del hecho que la idea convencional de lo que causa el aumento de peso está a revés.  Nos han dicho durante años que comer grasa te engordará ya que contiene dos veces más calorías que las que hay en los hidratos de carbono.  Eso es mal interpretar como funciona el almacenamiento de la grasa.

“Investigaciones ya han demostrado que si comes una dieta alta en hidratos de carbono, y por lo tanto tienes niveles altos de insulina, es probable que tengas más grasa en sangre que una persona que toma una dieta alta en grasas.  Esto es lo que ocurrió a Sam.”

Entonces, si quieres perder peso, y mejorar tu salud, ya sabes lo que tienes que hacer.  Menos hidratos de carbono, más proteína y grasas y mucha verdura!  Realmente es así de simple!

Social Nutrition te puede ayudar a mejorar tu salud.  Para pedir una cita presencial (Madrid) o online (Skype), manda un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario