Overclocking... en la cocina

Ok… donde empiezo?  Para los que no sabéis que es el overclocking, aquí tenéis una breve explicación (lo encontré en la Wikipedia, entonces perdóname si no es correcto).

La práctica conocida como overclocking (antiguamente conocido como undertiming) pretende alcanzar una mayor velocidad de reloj para un componente electrónico (por encima de las especificaciones del fabricante).   La idea es conseguir un rendimiento más alto gratuitamente, o superar las cuotas actuales de rendimiento, aunque esto pueda suponer una pérdida de estabilidad o acortar la vida útil del componente.

Obviamente se genera mucho calor a la hora de realizar esta práctica y hace falta enfriar los sistemas… existen varias técnicas para hacer esto… yo he tenido el privilegio de ver muchos intentos con éxito de overclocking in diversas ediciones de la Campus Party, para mi los intentos más memorables fueron en Valencia y México.  Yo siempre he visto la utilización de NITRÓGENO LÍQUIDO para enfriar las maquinas, no “ventiladores poderosos” (dicho en la Wikipedia en inglés).

Hay una línea muy fina entre la nutrición y el mundo geek en mi vida y a menudo esa línea desaparece.  Entonces, en honor a mi marido (un geek) y todos los Campuseros maravillosos que hay por el mundo, yo decidí escribir esta semana sobre la diversión de overclocking en la cocina… o cocinar con nitrógeno líquido.

Si, puedes cocinar con nitrógeno líquido e incluso con hielo seco.  El frío extremo produce el mismo efecto que el calor sobre los alimentos.  Solo una consejo… por favor, TENER MUCHO CUIDADO.  Si eres un overclocker conocerás los peligros de trabajar con nitrógeno líquido.  No obstante, si decides intentar esto y nunca has trabajado con nitrógeno líquido, por favor seguir todas las normas de seguridad asociadas con la transportación y el manejo de nitrógeno líquido (LN2) y recuerda que hay que poner guantes, protección ocular, y por favor, nada de pies descalzos, pantalones cortos o camisetas de manga corta – tápate, si salpica se quemará la piel a descubierto.  También hay que trabajar en una habitación muy bien ventilado.  También hay que recordar que esto ESTÁ MUY FRÍO.  Según Jeff Potter, autor de Cooking for Geeks:

Cuando se trabaja con nitrógeno líquido, yo he encontrado que es mejor trabajar con una cantidad pequeña en un bol metálico puesto encima de una tabla de cortar de madera.  Mantén tus ojos en el contenedor y evitar ponerte en una situación donde, si se cayera el contenedor, te salpicaría.”

Entonces, como puedes cocinar con LN2

Con el nitrógeno líquido consigues congelar algo casi de inmediato de cualquier producto que hace contacto con ello.  El frío tiene un efecto similar sobre los alimentos que el calentamiento, quitando el contenido líquido.  Esto significa que no solo cambia la apariencia original del alimento, sino también su textura, esto significa que puedes obtener aceite en polvo o espumas congeladas.  Por ejemplo, podrías congelar una flor y después golpearla contra una superficie para conseguir polvo de rosa o tulipán… También te permite jugar con los contrastes de temperaturas, puedes servir un plato en que el ingrediente por dentro está cocinado y mantiene su temperatura ideal para la degustación mientras el exterior está completamente congelado.

Además de la potencial creativa, el uso de nitrógeno líquido en la cocina, significa que también puedes acelerar los tiempos de cocción eliminando el crecimiento de bacteria o congelar líquidos con un mínimo de formación de cristales de hielo.  También congela alimentos que habitualmente no pueden ser congelados en un congelador normal, tales como alimentos con un alto contenido en alcohol.

Un plato obvio para cocinar con nitrógeno líquido es helado!  Entonces, aquí os doy la receta, y tengo mucho interés en saber cual es tu experiencia a hacer helado con nitrógeno líquido!

Helado de Cacao-Goldschläger (Jeff Potter, Cooking for Geeks)

256g leche
240g nata espesa
180g Goldschläger (licor de canela)
80g sirope de chocolate
80g chocolate negro derretido
25g azúcar
1g sal
1g canela

Mezclar todos estos ingredientes en un bol metálico y después comprueba el balance de los sabores (intenta no beberlo todo ahora), ajustar según desees.  Una vez congelado, la mezcla no tendrá un sabor tan fuerte, entonces es mejor que la mezcla inicial sea un poco más fuerte.  Si solo tienes una batidora de mano, es mejor que alguien te ayuda a incorporar el nitrógeno líquido – ten mucho cuidado y utilizar guantes y protección ocular!  Yo he encontrado que un ratio de 1:1 de mezcla a nitrógeno líquido es perfecto para cuajar el helado.

Espero que lo intentes y por favor, dime como te fue!

Social Nutrition te puede ayudar a mejorar tu salud. Para pedir una cita presencial (Madrid) o online (Skype), manda un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario