Enfermedades Autoinmunes causadas por los alimentos?

Las enfermedades autoinmunes  están en alza.  Entonces qué es exactamente una enfermedad autoinmune?  Sarah Ballantyne, PhD, lo explica muy claramente en su libro increíble El Enfoque Paleo:

“Una enfermedad autoinmune es el resultado de las interacciones entre tus genes y tu entorno – una tormenta perfecta de factores que causan que el sistema inmune no puede diferenciar entre tu cuerpo y un invasor (no tu cuerpo).”

“Investigadores médicos todavía no entienden completamente porqué o cómo las personas desarrollan una enfermedad autoinmune, pero lo que si se sabe apunta a tres factores clave:

  • Susceptibilidad  genética
  • Infección, desencadenantes ambientales, o mala suerte
  • Dieta y estilo de vida.”
La lista de enfermedades autoinmunes es larga y casi imposible de confeccionar una lista completa de posibles enfermedades autoinmunes, pero los mayores son:
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Esclerosis lateral amiotrófica (Enfermedad de Lou Gehrig)
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Demencia
  • Lupus
  • Epilepsia
  • Fibromialgia
  • Enfermedad de Chron
  • Morfea
  • Neuromitonia
  • Enfermedad Celiaca
  • Enfermedad de Parkinson
  • Neuropatía inflamatoria progresiva
  • Esquizofrenia
  • Algunos cánceres 
Admito que no había oído hablar de unas cuantas de la lista… También los síntomas tempranos de una enfermedad autoinmune son “problemas” que la mayoría de nosotros asociamos con el día a día lo cual dificulta una diagnosis ya que se pueden atribuir a muchas otras cosas no asociadas con una enfermedad autoinmune:
  • Alergias 
  • Ansiedad y depresión
  • Cambios en la presión arterial
  • Problemas digestivos
  • Fatiga extrema
  • Enfermedad de la vesícula biliar
  • Glucosa en sangre baja
  • Malestar
  • Problemas de memoria
  • Migrañas
  • Dolor muscular y de articulaciones
  • Debilidad muscular
  • Síndrome premenstrual
  • Sarpullidos y otros problemas dermatológicos
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Imposibilidad de perder peso
  • Problemas de sueño
  • Susceptibilidad a infecciones
  • Inflamación de las glándulas
  • Problemas de tiroides
  • Cambios de peso no explicados
  • Infecciones por cándida

Sin embargo, si padeces alguno de estos síntomas, no te alteres, no significa que tengas una enfermedad autoinmune ni que desarrollarás una.

Recientemente un artículo publicado vinculó oficialmente los alimentos procesados con las enfermedades autoinmunes tales como la esclerosis múltiple e incluyendo la alopecia, asma y eczema. 
Un equipo de científicos de la Universidad de Yale (EEUU) y la Universidad de Erlangen-Nuremberg en Alemania dice que las dietas a base de comida rápida puede tener parte de la culpa del incremento fuerte de estas enfermedades.  Atribuyen las cantidades enormes de sal refinada y procesada que se encuentra en la comida rápida a ser uno de los factores ambientales promoviendo el incremento de la incidencia de enfermedades autoinmunes.
Los restaurantes de comida rápida y la disponibilidad alta de alimentos procesados en los supermercados son las fuentes mayores de la ingesta de sodio por sales refinadas.  El Journal de la Asociación Médica de Canadá envió un equipo de investigadores a comparar el contenido en sal de 2,124 alimentos de restaurantes de comida rápida tales como KFC, Domino’s Pizza, Burger King, McDonald’s, Subway y Pizza Hut.  Encontraron que el contenido de sal medio varía entre las diferentes empresas y entre los mismos productos vendidos en diferentes países.
La comida rápida en EEUU a menudo tiene dos veces más contenido en sal que los mismos productos en otros países.  En otros países, campañas de salud pública lideradas por los gobiernos y cambios en la legislación han conseguido reducir los niveles de sal refinada, pero en los Estado Unidos el gobierno no ha querido perseguir el problema – así dejando a las empresas de comida rápida libres de hacer lo que quieren, dice el Dr. Norm Campbell, uno de los autores del estudio y un especialista en tensión arterial en la Universidad de Calgary.
El equipo de la Universidad de Yale estudió el rol de las células T helper (T ayudantes) en el cuerpo.  Estas células activan y ayudan a otras células a luchar contra patógenos peligrosos tales como bacterias y virus y combatir infecciones.  Investigaciones anteriores sugieren que un subconjunto de estas células llamados Th17, también tienen un papel importante en el desarrollo de las enfermedades autoinmunes.
El estudio más reciente ha descubierto que exponer estas células en un laboratorio a una solución de sal de mesa hizo que actuaron con más “agresividad”.  Descubrieron que los ratones alimentados con una dieta alta en sales refinadas sufrieron un incremento dramático en el número de células Th17 en sus sistemas nerviosos que promocionaba inflamación.  También tenían más probabilidades de desarrollar una forma grave de una enfermedad asociado con el esclerosis múltiple en humanos.
Las pruebas de laboratorio revelaron que la exposición a sal incrementó los niveles de citoquinas (proteínas utilizadas para pasar mensajes entre células) liberadas por las células Th17 hasta 10 veces más de lo normal.

Entonces, y como no quiero ponerme muy técnica ya que esto se puede alargar mucho, las sales refinadas y blanqueadas son un problema.  La sal es esencial para nuestra salud y es el mineral más asequible no metálico en el mundo.  Nuestros cuerpos no son capaces de procesar el cloruro de sodio refinado ya que no tiene ningún valor nutricional.  Sin embargo, cuando la sal está llena de docenas de minerales tales como los cristales rosados de la sal de roca del Himalaya o la textura gris de la sal Celta, nuestros cuerpos benefician enormemente cuando estos tipos de sales están incluidos en nuestra dieta.

“Estas sales minerales son idénticas a los elementos de los cuales nuestros cuerpos han sido construidos y fueron encontrados originalmente en el océano primario de donde originó la vida,” dice la Dra. Barbara Hendel, investigadora y co-autor de Agua & Sal, La Esencia de la Vida.  “Tenemos lágrimas saladas y sudor salado.  La composición química y mineral de nuestra sangre y fluidos corporales son similares al agua de mar.  Desde el principio de la vida, como bebés no nacidos, estamos metidos en una bolsa de líquido salado.”

“En agua, la sal se disuelve y se convierte en iones minerales.  Estos conducen los impulsos nerviosos eléctricos que produce los movimientos musculares y procesos de pensamiento.  El simple acto de beber un vaso de agua requiere millones de instrucciones que vienen de los iones minerales.  También son necesarios para equilibrar los niveles de PH en el cuerpo.”

Entonces, no es una cuestión de eliminar toda la sal de tu dieta, lo que hay que hacer es incorporar las sales ADECUADAS que complementarán una dieta  saludable para una salud óptima y minimizar tu riesgo de desarrollar una enfermedad autoinmune.

Social Nutrition te puede ayudar a mejorar tu salud.  Para pedir una cita presencial (Madrid) o online (Skype), manda un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario