La importancia de la correcta combinación de alimentos

La combinación específica de alimentos no es nada nuevo.  Probablemente has oído hablar de ello, y la reacción habitual de la gente es; “Oh no!  Eso es muy complicado!”  Pero realmente puede ser muy sencillo.  Una vez que lo hayas entendido es bastante fácil.  Sin embargo, en mi búsqueda de encontrar un libro que lo explica sin causar una histeria colectiva, descubrí un libro titulado “La combinación de alimentos de forma fácil” por Herbert M. Shelton.

Este libro fue publicado por primera vez en 1940, Herbert Shelton se adelantó a su tiempo y fue pionero en muchos de los movimientos de alimentación sana modernos incluyendo dietas véganas, ayuno, dietas crudas, y el concepto de higiene natural.  Sus enseñanzas inspiraron a seguidores como Mahatma Gandhi y George Bernard Shaw, junto con muchos otros defensores de alimentación sana a lo largo del siglo 20 y el siglo 21.

Por desgracia, tengo que admitir que no me resultó tan fácil como esperaba por el titulo.  Según Shelton, una buena digestión depende de las enzimas.  El dice:

“Cada enzima es específica en su acción.  Esto quiere decir, que solo actúa sobre una clase de sustancia de alimento.  Las enzimas que actúan sobre los hidratos de carbono no actúan ni pueden actuar sobre las proteínas ni sobre sales ni grasas.  Son incluso más específicos que esto indica.  Por ejemplo, en la digestión de sustancias estrechamente relacionadas, tales como los disacáridos (azúcares complejos), la enzima que actúa sobre la maltosa no es capaz de actuar sobre la lactosa.  Cada azúcar parece requerir su enzima específica.”

Lo que significa es que la enzima que digiere los hidratos de carbono, por ejemplo, será paralizado en un entorno acido.  Los entornos ácidos son necesarios para la digestión de las proteínas, por lo tanto, si comes una hamburguesa con el pan, la mezcla de la proteína con el hidrato de carbono significa que el hidrato de carbono, o en este caso el pan, no será digerido hasta que el estómago haya digerido la proteína.

Pero Shelton si da unas explicaciones geniales.  En el capítulo III de su libro, explica – en detalle – las combinaciones correctas y erróneas, aquí hay un breve resumén:

  1. Combinaciones de Proteína – almidones (Hidratos de carbono): Comer alimentos de proteína y hidratos de carbono en comidas separadas.
  2. Combinaciones Proteína – Proteína: Comer un solo alimentos de proteína en una comida.
  3. Combinaciones Ácido – Proteína:  Comer proteínas y ácidos en comidas separadas.  Aquí los ácidos significa frutas.  Por ejemplo, el vinagre u otros ácidos utilizados en ensaladas, o añadidos a aliños, y ingeridos con una comida de proteínas, reducen la secreción clorhídrico y por lo tanto interfiere con la digestión de las proteínas.
  4. Combinaciones Grasas – Proteínas:  Comer grasas y proteínas por separado.  Las grasas inhiben la secreción de los jugos gástricos que digieren la proteína, sin embargo, comer muchas verduras verdes, especialmente en estado crudo, contrarresta el efecto inhibidor de la grasa.
  5. Combinaciones de Azúcar – Proteína:  Comer azúcares y proteínas por separado.
  6. Combinaciones Azúcares – Almidones: No se debe comer el azúcar con los almidones… esto significa que no se puede comer pan con miel, o mermelada y nada de panes mezclados con frutas.
  7. Siempre se deben comer los melones solos sin mezclar con nada.
Estas son las reglas básicas para la combinación de alimentos.  Sin embargo, yo prefiero simplificarlo aún más:
Verduras tales como:
Lechuga, apio, endivias, achicoria, repollo, coliflor, brécol, espinacas, acelgas, pepino, espárragos, bok choy, perejil, cebolla, puerro, ajo, calabacín, escarola, pimientos, tomate (aunque estrictamente es una fruta), etc…
Proteínas tales como:
Frutos secos, cacahuetes, queso, carnes, pescados y aves, huevos, etc…
Almidones tales como:
Todos los cereales, patatas, legumbres, zanahoria, berenjena, rábano, nabo, guisantes, arroz, etc…
Frutas tales como:
Naranja, pomelo, piña, granada, limón, manzana, uva, melocotón, ciruela, cereza, fresa, pera, etc…
Se puede comer las verduras o con proteína o con almidones.  Pero, NUNCA debes mezclar los almidones con las proteínas.  Esto significa que no puedes comer la hamburguesa con el pan, o un filete con patatas, o pasta con una salsa de carne o pescado.
Las frutas y los frutos secos deben ser ingeridos por separado preferiblemente entre horas.  Esto significa que se deben comer la fruta o los frutos secos o 1 hora antes de una comida o de 2-3 horas después.  Nunca como postre!
En general, no recomiendo tomar zumos de bote.  Siempre es mucho mejor tomar la fruta entera y no solo el zumo.  Pero si quieres zumo es mejor prepararlo en casa y tomarlo en el acto.  Hoy en día los zumos están de moda y no estoy en contra cuando se realiza correctamente – tomar zumos está ayudano a miles de personas perder peso y mejorar su salud, pero insisto que se debe realizar correctamente.
La combinación de alimentos forma parte del Método F.I.T y me gustaría recordarte lo este método puede hacer para ti:
  • Más energía
  • Mejor calidad de sueño
  • PERDIDA DE PESO INSTANTÁNEA
  • Mejor función digestiva
  • Resultados inmediatos garantizados
  • Mejoría en la salud general
  • Método personalizado
Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Madrid) o online (Skype), mandame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario