Predicando con el ejemplo

Tengo que decir que en general predico con el ejemplo.  He estado combinando correctamente los alimentos desde hace 5 años y medio y realmente me funciona perfectamente.  Como dije en mi post hace 2 semanas, perdí 10k en los primeros 2 meses y he mantenido fuera esos kilos desde entonces – gracias a combinar bien los diferentes alimentos.

Sin embargo, ha habido otras cosas que he recomendado en mis posts aquí, y libros que he leído sobre diferentes cosas como las dietas a base de zumos, que hasta ahora no he puesto en práctica o solo lo he probado un poco.

Una de esas cosas que recomendé en el pasado y que he tenido en mente desde entonces pero que nunca había llegado a poner en práctica hasta el viernes pasado.  Hace tiempo escribí un post sobre lo maravilloso que es el aceite de coco para prácticamente todo y sus múltiples usos.  Uno de esos usos es el aceite de coco como desodorante.  Si!  Se puede usar el aceite de coco como desodorante, si no has leído el post te lo recomiendo – puede que te sorprende lo útil que es el aceite de coco y su muchos beneficios.

Como recordatorio los beneficios del aceite de coco son los siguientes:

  • Es cardio saludable
  • Ayuda en el buen funcionamiento del tiroides
  • Promociona un funcionamiento óptimo del cerebro
  • Suministra energía saludable y un metabolismo óptimo y ayuda en la perdida de peso
  • Fortalece el sistema inmune
  • Mantener una piel sano y juvenil

Cuando los estuve investigando información para el post, me sorprendió mucho su faceta desodorante y he tenido ganas de probarlo desde entonces.  Por lo tanto, el viernes pasado decidí que me había hartado de meter en mi cuerpo todos los químicos dañinos presentes en mi desodorante habitual y que iba a mezclar los ingredientes necesarios para hacer desodorante con aceite de coco.

Solo para que te asustes un poco; yo utilizaba el desodorante en spray de la marca Dove Invisible Dry, los ingredientes son los siguientes:

Butane, Isobutane, Propane, Cyclopentasiloxane, Aluminium Chlorohydrate, PPG-14 Butyl Ether, C12-15 Alkyl Benzoate, Parfum,… y la lista sigue.  De hecho ni siquiera han tenido que traducir al Español los ingredientes!

Existen muchas recetas para esto en Internet pero básicamente todos llevan:

2 cucharadas de bicarbonato sódico
2 cucharadas de “arrow root”
3 cucharadas de aceite de coco
unas gotas de tu aceite esencial favorito… por ejemplo lavanda pero esto es opcional.

Todo lo que tienes que hacer es poner todos los ingredientes en un recipiente con tapa – preferiblemente de rosca, mezclar muy bien todos los ingredientes, sugiero utilizar un tenedor ya que puede ser difícil quitar los grumos.  Si quieres puedes calentar ligeramente el aceite de coco, si está solido, a baño maria antes de mezclar con el arrow root y el bicarbonato sódico.  Después dejar que se espese.

Cuando esté listo aplicar un poquito después de la ducha como tu desodorante normal.  Un post que leí en Internet decía que al principio puede que huellas peor que lo normal mientras tu cuerpo expulsa todos los químicos adquiridos durante años de uso de desodorantes comerciales – entonces tengo que admitir que esperaba lo peor.  Sin embargo he estado utilizando el desodorante aceite de coco casero desde el viernes incluso salí a correr y tengo que decir que estoy increíblemente sorprendida de lo bien que funciona, no he tenido el más mínimo problema – mal olientes ni de ningún tipo desde que dejé el desodorante comercial y me pasé al natural.  El hecho que ya no estoy aplicando químicos dañinos a partes sensibles de mi cuerpo me hace inmensamente feliz.

También he empezado a utilizar el aceite de coco como hidratante de la piel.  Tengo la piel muy seca y utilizo muchas cremas hidratantes sobre todo en las piernas.  Normalmente tengo que aplicar la crema hidratante directamente después de la ducha para así darla tiempo a la crema a absorberse antes de vestirme.  Sino, siempre queda la piel pegajosa y la ropa se pega!!!  El aceite de coco se absorbe rápidamente, y al contrario de lo que puedas pensar, no deja la piel aceitosa pero si deja la piel hidratada y suave.

Otra “cosa” que tengo ganas de probar es “oil pulling” con aceite de coco.  Esto es la práctica “rara” de enjuagar la boca con aceite de coco como si se tratara de un enjuague bucal.  Pero en este caso se hace durante 20 minutos, se recomienda hacerlo por la mañana mientras te duchas, etc pero hay que acordarse de NO TRAGAR el aceite de coco y escupirlo a la basura – no por el desagüe!

Aquí están los supuestos beneficios de enjuagarse con aceite de coco:

  • Dientes más blancos
  • Prevención de caries y gingivitis
  • Mejor aliento
  • Dientes y encías más fuertes
  • Mejoran los problemas de sueño y el sinusitis
  • Mejoran los dolores de cabeza, resacas y problemas de la piel (incluyendo acné, psoriasis y eczema)

Por lo que leo, cuesta hacerlo al principio – te tienes que hacerte a ello.  Ayuda a desintoxicar y elimina hongos y bacterias no deseados… por esta razón NO LO PUEDES TRAGAR!  La razón de porque hay que escupirlo a la basura y no por el desagüe es que puede producir bloqueos en las tuberías.

Te mantendré informado de como voy, por ahora el aceite de coco está ganando la batalla contra los productos más caros y dañinos como los desodorantes y los hidratantes comerciales.

Si decides probar alguno de estos trucos, cuéntame como te va – me gustaría saberlo!

También me gustaría acordarte lo que el Método F.I.T puede hacer por ti:

  • Más energía
  • Mejor calidad de sueño
  • PERDIDA DE PESO INSTANTANEA
  • Mejora la función digestiva a todos los niveles
  • Es un método científico
  • Resultados inmediatos garantizados
  • Mejoría en la salud general
  • Método personalizado
Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Madrid) o online (Skype), mandame un email a lucycarr@socialnutrition.com

2 Responses

  1. Genial para todo lo que comentas Lucy. Yo lo uso como desodorante, pasta dental, hidratante corporal y facil, mascarilla capilar y tambien lo como.

    Gracias por tu post.

Deja un comentario