La farmacia fermentada

Tal y como prometí la semana pasada, aquí tenéis más información sobre los alimentos fermentados.

Muchos especialistas refieren al sistema digestivo como el segundo cerebro.  De hecho, es el único otro órgano que produce el neurotransmisor serotonina o la hormona de la felicidad – realmente el sistema digestivo produce MÁS serotonina que el cerebro.

Entonces, la salud cerebral y digestiva van de la mano.  Tu intestino contiene un número altísimo de bacteria – tanto buena como mala.  Estas bacterias superan en número a las demás células del cuerpo 10 – 1 por lo menos.  Es muy importante mantener un equilibrio ideal de bacteria buena y mala ya que este equilibrio forma la base para una buena salud – física, mental y emocional.

Se cree que la mayoría de las enfermedades empiezan en el sistema digestivo – esto incluye tantas enfermedades físicas como mentales.  Unos ejemplos son:

  • Lupus
  • Enfermedad de Crohn
  • Colitis ulcerosa
  • Problemas de riñones
  • Sindrome de fatiga cronica 
  • Problemas urinarios
  • Condiciones alérgicas y atopicas
  • Fibromialgia
  • Enfermedad de colon irritable
Y estas solo son unos pocos ejemplos.
Para tener un sistema digestivo saludable, se recomienda incorporar alimentos fermentados en la dieta.  Los alimentos fermentados son algunos de los mejores quelantes disponibles, un quelante es una sustancia que quita a otras sustancias tóxicas del cuerpo.
Las bacterias buenas presentes en los alimentos fermentados son desintoxicantes potentes, capaces de quitar un amplio abanico de toxinas y metales pesados.
Entonces, aquí están los top 7 alimentos fermentados a incorporar a tu dieta:

  1. Kombucha:  He hablado antes de este.  Es un té negro fermentado que te da mucha bacteria beneficiosa ya que contiene una gran variedad de microorganismos.  Solo una precaución… ojo al azúcar!
  2. Sauerkraut: O repollo fermentado, tiene un impacto poderoso sobre la salud cerebral incluyendo la depresión y la ansiedad.
  3. Encurtidos:  este alimento común no está considerado en general como algo sano.  Sin embargo, aportan una dosis sano de probióticos.
  4. Yogur de coco.  Todos sabemos mi amor hacia todas las cosas con coco, pues no podía escribir este post sin incluirlo!  El yogur de coco es una manera de conseguir el potencial probiótico del yogur pero sin el lácteo animal.  Hay muchas recetas en el Internet y es muy fácil de hacer.
  5. Miso: es una pasta hecha de soja fermentada y cereales y está llena de minerales esenciales como el potasio y contiene millones de microorganismos.
  6. Tempeh: también es soja fermentada pero es una proteína completa que contiene todos los amino ácidos esenciales.  Lo puedes añadir a ensaladas o como relleno en un sandwich.
  7. Kimchi:  Un plato Koreano típicamente hecho de repollo fermentado, mejora la digestión y la asimilación de nutrientes – y también mejora la piel!
Yogur de Coco

Además, no tienes que volverte loc@, solo hace falta entre un cuarto y media taza de alimentos fermentados o yogures al día.

El Internet está repleto de recetas!  Anímate!
Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Madrid) o online (Skype), mandame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario