Dr. Fruta

Todos sabemos que la fruta es sana y que debería formar parte de una dieta saludable.  Pero la realidad es que la fruta va más allá, la fruta te puede ayudar a mejorar ciertas patologías, por ejemplo:

1. La Manzana:

Es una fruta muy completa.  Está lleno de antioxidantes que neutralizan los radicales libres, por lo tanto está recomendada para dietas de prevención de riesgo cardiovascular, enfermedades degenerativas y cáncer.  Es muy diurética por su moderado contenido en potasio, recomendada para el tratamiento dietético de enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial o para la retención de líquidos.

Esta fruta también te ayuda que estés estreñido o con problemas de diarrea.  La manzana cruda y con su piel tiene poder laxante mientras si se toma pelada, rallada y oscurecida, resulta astringente.  También contiene taninos, que tienen propiedades astringentes y antiinflamatorias ya que secan y desinflaman la mucosa intestinal, por lo que es ideal para casos de diarrea.  Los taninos aparecen cuando la pulpa de la manzana se oscurece después de rallarla y quitarla la piel.

2.  La Sandía:

Que rico fresquito en verano!  Aporta mucha agua por lo tanto es un potente hidratante.  También es muy diurético por lo que está indicada en personas con cálculos renales, ácido úrico, hipertensión y enfermedades que cursan con retención de líquidos.

3. El Kiwi:

Muy alto en vitamina C que es un excelente antioxidante por lo tanto baja el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y degenerativas e incluso el cáncer.  La vitamina C aumenta la absorción del hierro de los alimentos, por eso se aconseja el consumo de Kiwi en casos de anemia.

El Kiwi también tiene mucha fibra por lo que tienen propiedades laxantes, para prevenir el estreñimiento, también ayuda a bajar el colesterol y ayuda a mantener un buen control de la glucemia en diabéticos.

4.  El Melón:

Alto contenido en agua que lo hace un hidratante ideal en verano y además es muy bajo en calorías.  También contiene betacaroteno o provitamina A que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y del cáncer.  Hay ciertas personas que no toleran bien los cítricos, y el melón es ideal para estos casos.  Es rico en potasio, y por eso es muy diurética para personas que padecen hipertensión arterial, afecciones de corazón y retención de líquidos.

5. El Melocotón:

Está indicado en estados anémicos y de inapetencia por su contenido en hierro.  Se considera un poderoso reconstituyente y si se toma antes de las comidas estimula el apetito y actúa como un tónico y es depurativo.

6: Cerezas:

Contienen ácido elágico lo cual tiene propiedades antioxidantes y antisépticas, que ayuda a combatir infecciones.  También mejora el tránsito intestinal y el estreñimiento, bloquea los radicales libres que modifican el colesterol “malo” (LDL) que a su vez ayuda a bajar el riesgo cardiovascular.  Las cerezas también tienen un efecto beneficioso en caso de hiperuricemia, gota e hipertensión arterial.

Ahora, mi consejo es; la fruta siempre en ayunas o 1 hora antes de las comidas o de 2 a 3 horas después de las comidas… NUNCA COMO POSTRE!  Además, siempre se debe comer la pieza entera y NO COMO ZUMO.  La fruta tiene mucha fibra y esa fibra contrarresta el alto contenido de azúcar en algunas frutas.  Cuando se hace un zumo, se elimina la fibra y deja solo el azúcar.

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Madrid) o online (Skype), mandame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario