La Industria Farmacéutica quiere que estés enfermo.

Yo trabajé durante 11 años en la industria farmacéutica y pasé 11 años sobornando a médicos para que recetasen los fármacos de la empresa donde trabajaba.  No fue tan directo, yo trabajaba en marketing, pero los comerciales me llamaban para ver si el presupuesto de mi producto podría pagar “un nuevo ordenador para el Dr. Fulanito” o unas “Estanterías nuevas para el servicio tal en el Hospital tal…” Nunca compré unas estanterías pero eso ponía en la factura, si compré un montón de ordenadores.

De hecho, en la mayoría de mis 11 años en una de las empresas líderes del sector farmacéutica, me quedé alucinada de lo que la empresa era capaz de hacer con tal de vender fármacos.  Al final, me fui.

Sin embargo, sigo alucinando con la aceptación del público en general sobre tomar medicamentos.  La mayoría de las personas están buscando un remedio rápido para una enfermedad y en muchos casos admito que la medicina es necesaria.  Por favor, no me mal interpretas, los médicos y la medicina moderna son geniales cuando sean necesarios, pero mucho está en tus manos para evitar esa necesidad.

No obstante, una conversación con mi padre el fin de semana pasado me hizo ver como de enganchados a los medicamentos está el público en general.

El caso de mi padre es típico.  Tiene 73 años, es obeso con diabetes tipo 2, principio de enfermedad cardiaca, diverticulitis, y  un montón de otros problemas relacionados con la diabetes.  Por ejemplo, le acaban de operar de cataratas.  Hace un par de años, hizo el Método F.I.T y perdió unos 6.5k en 2 meses y su glucosa en sangre volvió a la normalidad y redujo su colesterol.  En solo 2 meses!

Sin embargo, después de tener a su especialista de la diabetes dando saltos de alegría y sintiéndose muy contento consigo mismo, hizo lo que hacen la mayoría de las personas en esa situación… volvió a comer como antes, dejó el Método F.I.T. y volvió a sus antiguos hábitos.  Que pasó?  Pues ha venido de visita y estaba más gordo de lo que yo jamás le había visto y no podía ni siquiera subir un tramo de escaleras sin agotarse, por no hablar de los problemas que tenía de realizar cosas habituales como ponerse los zapatos.

Las empresas farmacéuticas no fabrican
curas, fabrican clientes

Cuando le pregunté por lo sucedido se puso a la defensiva, es normal, pero su defensa era que su glucosa en sangre está estable y su colesterol también, gracias a la medicación que está tomando.  Y a eso voy… la industria farmacéutica QUIERE QUE ESTÉS LO MÁS ENFERMO POSIBLE DURANTE EL MÁXIMO DE TIEMPO POSIBLE… ASÍ ES COMO HACEN DINERO!

Dije esto a mi padre y me miró con horror, nunca había pensado en eso de esa manera.  Lo más triste es que la mayoría de los médicos recetan medicamentos PORQUE ES FÁCIL… por no hablar de las visitas incansables de los comerciales de todas las empresas farmacéuticas donde hablan sin parar de los beneficios de un medicamento u otro.  Es mucho más fácil poner una venda a una herida que educar y prevenir que ocurra.

No obstante, de todos esto salió algo maravilloso.  Mi hermano, quien estuvo obeso antes pero ahora ha perdido mucho peso dijo a nuestro padre; “Es una elección de ESTILO DE VIDA papá!  Tienes que hacer cambios y incorporarlos a tu estilo de vida!”  Estaba yo flotando de felicidad!!!!  Aquí había una persona que yo había conseguido convencer!  Estoy segura que podrás entender que mi familia está harta de oírme hablar de dietas sanas y vida sana, normalmente es mucho más fácil convencer a mis pacientes que a mi familia!

Esta semana la Escuela de Medicina de Yale en Los Estados Unidos a publicado un estudio sobre un receptor nuclear llamado PPARgamma que cuando se apaga puede prevenir la obesidad y la diabetes… por supuesto hay que tomar una pastilla.  La mayoría de los problemas de peso están relacionados con el estilo de vida.  Muchas veces oigo como alguien engordó mucho durante un embarazo solo para seguir engordando después del parto, o personas que literalmente no se dan cuenta (o no quieren darse cuenta) de cuanto han engordado.  Normalmente significa que ocurre algo en sus vidas que promueve el cambio; no poder atar el cinturón en el avión, no poder entrar en el asiento de una montaña rusa en el parque de atracciones, o una foto tomada en una ocasión especial… hay muchos detonantes.  Sin embargo, si tu estilo de vida te hizo engordar para empezar… entonces puedes cambiar tu estilo de vida y cambiar el efecto – realmente es así de simple.

No obstante, hoy en día, la mayoría de las personas buscan la solución rápida con el menor esfuerzo posible… cirugía de banda gástrica, cirugía bariátrica, pastillas quema grasas, tratamientos caros, liposucción, dietas “milagro”… y la lista sigue.  Muy pocas personas intentan probar la ruta de comida sana y ejercicio, la mayoría quieren resultados instantáneos y gratificación instantánea.  Todos esas “soluciones rápidas” tienen efectos secundarios peligrosos que, en mi opinión, no merecen la pena

correr el riesgo.  Para mi la solución es fácil; una dieta sana y una rutina de ejercicio regular te ayudará a encontrar tu peso ideal, pero lo mantendrá y previene una multitud de enfermedades.

Entonces la elección está en tus manos… quieres cambiar tu estilo de vida y tu dieta y vivir mejor
durante más tiempo, o quieres poner tu fe en pastillas mágicas que te mantendrán vivo lo suficiente para que pagues mucho dinero a la industria farmacéutica?  La elección es tuya, para ti y tu familia.

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Madrid) o online (Skype), mandame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario