Tu smart phone te está engordando?

Cuantos de vosotros os metéis en la cama con el teléfono?  Mi marido pasa horas contestando mails y leyendo con su iPhone.  Pues ese hábito puede que no solo altera tu sueño pero que te engorda también.  Si, tu smart phone puede ser el responsable de tu aumento de peso.

He hablado anteriormente sobre la importancia del sueño para estar saludables y como el tipo de luz emitido por los smart phones, portátiles y tablets puede alterar tus patrones de sueño haciendo que el cerebro piensa que todavía es de día.  Sin embargo, parece ir más allá el problema.  La alteración de nuestros ciclos corporales por la luz azul no solo puede hacer que dormimos peor, también nos puede hacer engordar.  Como?  Por la falta de sueño!

Los expertos están diciendo que la luz de las pantallas de los gadgets, ordenadores e incluso las luces de las farolas de las calles, pueden causar un aumento de peso ya que perjudica la producción de la melatonina o la “hormona del sueño”.

Niveles saludables de melatonina promocionan patrones regulares de sueño, que ayuda al cuerpo a convertir comida y bebida en energía con eficiencia.

Los ciclos de sueño del cuerpo llegan a alterarse cuando la producción de la melatonina está dañada, y esto evita que el cuerpo procesa los alimentos adecuadamente.

Un estudio nuevo realizado por investigadores de la Universidad de Manchester, UK, están analizando como regular los patrones de sueño puede ayudar a personas que padecen diabetes – una enfermedad asociado con la obesidad.  Aunque el estudio está lejos de estar terminado, el equipo ya ha encontrado un vinculo entre los patrones circadianos (le regulación de nuestros relojes internos y nuestro sueño) y enfermedades como la obesidad y la diabetes.

El Dr. Simon Kyle, un investigador del sueño de la Escuela de Ciencias Psicológicas de la
Universidad de Manchester, dice que la luz azul – el tipo emitido por los teléfonos y portátiles – es el más dañino para nuestro sueño, y por consiguiente afecta a nuestro metabolismo, y concluye que mejorar el sueño puede ayudar en frenar la epidemia de obesidad.

“Estamos interesado en como una alteración en el patrón de sueño-vigilia puede estar involucrado en el inicio de la diabetes y la obesidad y si, cuando mejoras el tiempo del sueño, puedes también tener un efecto positivo sobre condiciones como la diabetes y la obesidad.

“Muchas personas están interesadas por esto en este momento dado que como una sociedad de 24-horas, la privación del sueño está en aumento y estamos exponiéndonos a luz artificial por la noche.

“Estamos intentando prolongar la parte de vigilia del día hasta entrar en el periodo de sueño y no hay suficiente protección del sueño.

“Hay muchas investigaciones que demuestran que deberíamos estar durmiendo por la noche, cuando llega la oscuridad y la melatonina aumenta, y cuando sale el sol la melatonina se bloquea por el sol.  Este ciclo de luz-oscuridad es bueno para que nuestros cuerpos pueden predecir cambios en el medio ambiente,” dice el Dr. Kyle.

La Universidad de Manchester no es la única que está estudiando los efectos de luz, sueño y la producción de la melatonina.  Científicos en la Universidad de Granada, España, han descubierto que inyecciones de melatonina  ayudaron a combatir la obesidad y la diabetes en ratas, regulando sus sistemas.

Investigaciones anteriores en EEUU han sugerido que utilizar un ordenador o un smart phone por la noche puede causar un aumento de peso ya que incrementa los niveles de hambre – incluso después de tomar una cena satisfactoria.

Los resultados de un estudio en EEUU demuestran que la exposición a luz azul, comparado con la exposición a una luz tenue, fue asociado con un incremento en el hambre que empezó a los 15 minutos después del inicio de la luz y todavía estaba presente casi 2 horas después de haber comido.

Ivy Cheung de la Universidad Northwestern de Chicago y Co-autora del estudio dijo:

“Una exposición única de 3 horas de duración a una luz azul por la tarde impactó el hambre y el metabolismo de la glucosa.”

Dr. Kyle aconseja no usar los smart phones, tablets ni portátiles en la tarde antes de dormir.  Mi consejo sería también dormir en una habitación lo más oscura posible.  Puedes tomar suplementos de melatonina pero aconsejaría empezar con la dosis más baja posible y ver como te funciona.  Siempre puedes aumentar la dosis si es necesario.

 Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Madrid) o online (Skype), mandame un email a lucycarr@socialnutrition.com

 

Deja un comentario