Quien tiene la culpa de la obesidad?

La cantidad de veces que he oído que las personas con sobre peso o obesidad tienen la culpa.  Pero es eso cierto?  Obviamente tenemos cierta responsabilidad de lo que comemos, pero a lo mejor podemos también culpar a otros.

Hoy en día, la mayoría de las personas pasan ocho horas diarias en una oficina donde se espera que no se mueven de sus mesas en todo momento y que rinden lo máximo posible cada día.  El nivel de estrés es alto, y muchas comen en sus mesas.  Después tienen que llegar a casa – muchas sufriendo atascos interminables, otras luchando contra las masas para pillar el siguiente metro, autobús o tren… o una combinación de los tres.  Cuando por fin llegan a casa lo último en lo que quieren pensar es ser creativos en la cocina.  Comida para llevar, una pizza congelada o una comida preparada son mucho más apetecibles que revisar qué hay en la nevera y los armarios de la cocina y como pueden convertir lo que tienen en una cena nutritiva para su familia.

También los números altos de desempleados tampoco ayuda.  Muchas personas están viviendo con un presupuesto limitado y en países como EEUU donde un menú de McDonald’s es más barato y llena más que ir al supermercado a comprar ingredientes frescos, no ayuda.  También la cantidad de tentación que nos rodea a diario… muffins deliciosos, donuts, tartas y tabletas de chocolate están a mano en todas las tiendas de alimentación – por no hablar de las máquinas expendedoras de las oficinas.  Ceder a la tentación es demasiado fácil.  Y yo debería saberlo.  Yo soy increíblemente golosa y aunque mi trabajo significa que tengo que practicar lo que predico, hay muchas veces que es difícil resistir la tentación y de vez en cuando no puedo resistirla.

Que más da si las personas están gordas?  Bueno, tengo que decir que importa y MUCHO.  La obesidad y el sobrepeso conlleva enfermedades graves.  Enfermedades graves tales como algunos cánceres, diabetes, síndrome metabólico y problemas de articulaciones entre otras – todas de las cuales están costando grandes cantidades de dinero a los servicios públicos de salud.

En el Reino Unido, miles de personas reciben ayudas por enfermedad simplemente porque son demasiado gordas para trabajar.  Esto está costando al contribuyente 54 millones de libras esterlinas.  Casi 12,000 personas recibieron el subsidio de subsistencia por discapacidad el año pasado en UK porque tienen la enfermedad metabólica – este es el término medico para la combinación de obesidad, diabetes y hipertensión – todo causado por… la obesidad.

Hay mucho que cada individuo puede hacer para combatir la obesidad o no ganar peso para empezar.  Si nos cuidamos – comer sano y realizar ejercicio físico regularmente, entonces nuestro riesgo de desarrollar una enfermedad grave baja considerablemente.  Tengo que estar de acuerdo con Tam Fry, portavoz del Foro Nacional de Obesidad en el Reino Unido:

“Gobiernos sucesivos han hecho que la vida sea demasiado fácil para muchas personas con obesidad.  Si los obesos tienen una causa legitima para su sobrepeso – puede haber razones médicas o genéticas – entonces no se debe negarles el subsidio.  Pero recibir subsidios a largo plazo simplemente por comer demasiado es un insulto a la sociedad.”

Números oficiales para el Reino Unido demuestran que casi uno de cada cinco alumnos de secundaria en el Reino Unido, y un cuarto de adultos son obesos.  También los expertos en salud están prediciendo que en el año 2050 la factura anual para enfermedades relacionadas con la obesidad habrá subido a 50 BILLONES de libras esterlinas, con casi dos tercios de la población obeso.

Esto significa que los servicios públicos de salud como el NHS en el Reino Unido se habrán quebrado.  Simplemente no habrá suficiente dinero para ayudar a estas personas con sus enfermedades y también significa que las personas que no tienen sobrepeso o obesidad y que padecen enfermedades graves como el cáncer tampoco tendrán el tratamiento que tanto necesitarán.  En la mayoría de los casos el sobrepeso y la obesidad son una elección de estilo de vida, por lo tanto son causados por el individuo.  Si, hay demasiado tentación y los gobiernos no están haciendo lo suficiente para asegurar de la industria alimentaria nos ayuda reduciendo las calorías en los alimentos y las bebidas y ayudar a la gente a tomar decisiones más saludables.

Pero como individuos podemos tomar el control de nuestras dietas y tomar las decisiones adecuadas en cuanto a lo que comemos – de esta forma la industria alimentaria tendrá que realizar cambios o empezará a perder grandes cantidades de dinero.  Tenemos el poder – el poder de realizar cambios, es el momento para que el individuo toma el control y obliga a la industria alimentaria a servir a nosotros y a nuestras necesidades – no nosotros simplemente llenando sus cuentas bancarias.

Recuerda:  TU TIENES EL PODER!

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Madrid) o online (Skype), mandame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario