El Experimento Coca-Cola

A estas alturas todos deberíais saber los peligros de beber demasiados refrescos… por pocos que sean.  La cantidad de azúcar en bebidas como la Coca-Cola es astronómico, y las versiones “light” tampoco son más saludables debido a los edulcorantes que tienen.

Para demostrar lo poco saludables que son los refrescos, George Prior, un empresario de 50 años de Los Angeles (EEUU), decidió probar a ver que pasaba si bebía 10 latas de Coca-Cola al día durante un mes.  Antes de empezar su experimento, George era un hombre sano, más bien atlético que pesaba 168 lb (76 kg).

Después de la prueba de los 30 días sus estadísticas habían cambiado mucho: su físico normal atlético había convertido en una tripa algo protuberante y su peso había incrementado de 168lb (76 kg) a 196 lb (88.9 kg), eso es un incremento de 28 lb (12.7 kg) en tan solo 30 días!  Pero eso no era todo; su presión arterial había subido desde 129/77 hasta 145/77 – el nivel ideal es de 120/80, por encima de esta medida los riesgos de padecer enfermedad cardiaca o sufrir un derrame cerebral incrementan drásticamente.

Pero no era solo el cambio físico que le preocupaba, temía que estaba convirtiéndose en adicto a la Coca-Cola después de experimentar antojos intensos.  El Sr. Prior intentó mantener su dieta habitual Paleo, baja en hidratos de carbono y promociona el consumo de carnes magros, vegetales, frutos secos y bayas, pero experimentó antojos fuertes de azúcares que eran difíciles de ignorar.

“El cambio más dramático fue en el peso 28lb (10.4 kg) de aumento en 30 días,” dijo, “También parecía que desarrollé antojos para la Coca-Cola, u otros azúcares, durante el tiempo que estaba consumiendo Coca-Cola.  Animo a las personas a examinar la cantidad de azúcar en sus dietas.  Las personas necesitan ser conscientes de los efectos reales y dañinos del azúcar sobre su salud.”

Antes (izquierda) Después (derecha)

También descubrió que se sentía lleno todo el rato y tenía que obligarse a tomar las 10 latas de Coca-Cola al día, el dijo que realizó el experimento para conseguir que el público general empezara a hablar sobre la cantidad de azúcar que están consumiendo y que es poco saludable.

“No me gustaría tener que volver a hacerlo, “comentó, “No me gusta estar así de gordo.”

Después de terminar su experimento, el Sr. Prior adelgazó 5lb (2.2 kg) en tan solo 4 días.

Una lata normal de Coca-Cola contiene 35g de azúcar, el equivalente de 7 terrones de azúcar.  En marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió que se rebajara la cantidad diaria recomendada de azúcar desde 50g a 25g o desde 10 a cinco terrones al día.  Esto significa que solo UNA lata de Coca-Cola supera la cantidad recomendad diaria.

Los expertos advierten que los refrescos contienen azúcar pero no tienen ningún valor nutricional, y el Sr. Prior dijo que fue difícil comer la cantidad que habitualmente comía ya que la Coca-Cola le dejaba una sensación de estar lleno a la hora de comer o cenar.  Los expertos también advierten están alimentando la epidemia de la obesidad y, por consecuencia, otras enfermedades graves incluyendo el cáncer, la enfermedad cardiaca o un derrame cerebral.

Un asambleísta de Nueva York, Karim Camara ha pedido que los refrescos azucarados lleven una etiqueta de advertencia similar a aquellas que se encuentran en los paquetes de tabaco, dijo que los refrescos “son el nuevo tabaco”.

El público general a menudo no se da cuenta de la cantidad de azúcar que consumen ya que la mayor parte viene en una forma líquida.  Los refrescos y los zumos son, básicamente, azúcar líquido y deberían ser consumidos en moderación.  No se debería dejar a los niños consumir estas bebidas aunque muchos padres estiman que los zumos son “sanos”, cuando en realidad, solo son azúcar con sabores.

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Madrid) o online (Skype), mandame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario