La aceptación de la obesidad

La semana pasada estuve en Sao Paulo, Brasil.  Estuve ahí para apoyar a mi marido en su evento anual Campus Party.  Entonces, para mi fueron unas vacaciones cortas ya que yo no tenía obligaciones, por lo menos de trabajo!

Sin embargo, me entristeció mucho ver una cosa en el autobús la primera mañana ahí.  La organización había puesto autobuses que recogían a los empleados de la Campus de sus hoteles y les llevaran al recinto.  Yo había llegado la noche anterior y después de un desayuno temprano cogimos el primer autobús a las 7 de la mañana.

Probablemente conocéis a los típicos señales que hay en todos los tipos de transporte público, casi todos son iguales y nos recuerdan que ciertos asientos están reservados para las personas mayores, con discapacidad, mujeres embarazadas o con niños pequeños… como este:

Bueno, yo me encontré en aquel autobús en Sao Paulo con este:

Si, ahora incluimos a los obesos como personas con necesidad de un asiento de prioridad.  De verdad, lo entiendo y por supuesto hay que facilitarles el día a día, pero al mismo tiempo me entristece ver que la obesidad ha llegado a convertirse en algo normal y aceptado… como ser mayor o tener una discapacidad.

La razón por la cual me entristece no es porque no me gusta ver personas con problemas de peso… no es eso, mi carrera entera está dedicada a ayudar a personas con problemas de peso e intentando prevenir problemas de salud en el futuro en personas con un peso normal, sobre peso, obesidad e incluso personas bajas de peso.

La razón por la cual me entristece es que ahora la obesidad es algo que está aceptado.  No se debe aceptar la obesidad, no debería ser el nuevo NORMAL por un hecho muy simple: la obesidad mata.

No se soluciona el problema de la obesidad incluyendo a esas personas en una categoría.  Hay que AYUDAR a esas personas a resolver su problema, hay que poner medios que ayuden a estas personas a mejorar su salud.

Estar obeso con lleva un montón de otras enfermedades que amenazan la vida tales como la diabetes tipo 2, enfermedad cardiaca, y algunos cánceres.  También contribuye a rotura de huesos, amputaciones (por la diabetes), dificultades respiratorias, problemas de movilidad, dificultades para llevar acabo cirugías necesarias por otros problemas de salud más graves, por no hablar de la perdida de calidad de vida.

He leído un montón de veces como mujeres han dado la vuelta a sus vidas y han ido de obesas a tener

un peso saludable con mucho trabajo duro por una simple razón… LA VIDA.

“Me di cuenta que iba a morir, y no quería dejar a mis hijos sin su madre.”
“Quería poder hacer cosas con mis hijos como jugar en el parque.”

O un padre quien, después de perder a su mujer por un cáncer, se dio cuenta que si no perdía peso probablemente iba a morir joven y sus hijos serían huérfanos.

O las mujeres y hombres que quedaron atascados en los columpios del parque o en una atracción en el parque de atracciones.

O ese momento vergonzoso cuando alguien tiene que pedir una extensión del cinturón del avión – o peor aún tener que pagar por dos asientos en lugar de uno.

O la mujer que vio una foto de si misma en la boda de su hijo y lloró porque “no me había dado cuenta que estaba tan gorda!”

La obesidad infantil está en aumento, la generación joven de hoy va a ser la primera que muere antes de sus padres por culpa de los problemas de peso.

Descubrir que no puedes hacer lo que quieres por culpa de tu peso es la mayor motivación que tiene la gente para cambiar y hacer algo sobre su condición.

Entonces por favor, quiérate a ti mism@ y a tu familia, cuídate a ti mism@ y a tus seres queridos.  Aprender como tener salud y como comer saludablemente y enseña a tus seres queridos lo mismo.  Para la obesidad y empezar el camino junto a tu familia hacia la salud y bienestar.

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Madrid) o online (Skype), mandame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario