Estas obsesionad@?

Parece estar de moda intentar parecerse a un top model (masculino o femenino) o a tu actor favorito.  La industria de la moda nos está alimentando constantemente con la idea que las mujeres tenemos que ser una talla 0 y los hombres tenéis que tener abdominales como una tableta de chocolate.

Es realista?  Obviamente no.  Todos somos diferentes, todos tenemos una estructura ósea diferente y tipos de cuerpos, piernas largas, piernas cortas, cuerpos con curvas o rectos para arriba y para abajo… todos diferentes y todos igual de maravillosos.  Porque el cuerpo humano es maravilloso y capaz de cosas increíbles.  Para mi, estar delgad@ no es la cuestión, lo importante es tener salud.  Algunas cosas que las personas son capaces de hacer para tener una talla 0 me asustan.  Si comes saludablemente, si tienes una dieta equilibrada y variada y haces ejercicio regularmente entonces perderás peso de forma natural – si necesitas perderlo y sino gozarás de buena salud.

Sin embargo, diferentes personas tienden a tener diferentes actitudes hacia una dieta:

  • La solución rápida… “Quiero estar delgad@ YA!”
  • Los dedicados…  hombres y mujeres que saben que necesitan perder peso y están focalizados en hacer todo como tienen que hacerlo – y sin trampas.
  • Los Yo Yo… personas que quieren perder peso rápido, habitualmente para un evento importante y después dejan la dieta y vuelven a recuperar el peso perdido y más todavía, y así están toda la vida para arriba… para abajo… para arriba – esto no es bueno para el cuerpo humano.
  • La obsesión o nada… empiezan bien, haciendo lo que tienen que hacer pero gradualmente se convierte en una obsesión y sus vidas enteras se giran entorno a la comida.
El grupo de la obsesión o nada es el que quiero hablar aquí.  Estar obsesionado con cualquier cosa es malo.  Estar obsesionado por tu dieta puede llevar a problemas graves de salud.  Hace poco leí que el 35% de las dietas normales se convierten en “comer patológicamente” y de ese 35%, el 20-25% desarrolla trastornos de la alimentación.

Si, trastornos de la alimentación, todos habéis oído hablar de la anorexia nervosa o la bulimia nervosa, y en EEUU 20 millones de mujeres y 10 millones de hombres sufrirán un trastorno de la alimentación en algún momento de su vida.  Sin embargo, hay un nuevo trastorno en auge – la ortorexia nervosa:

“…la obsesión patológica por comer comida considerada saludable por la persona…” (Wikipedia)

Entonces, la gran pregunta es… estas obsesionad@?  Aquí hay unas pistas para alertarte de si estas llevando tu dieta saludable a un extremo no tan saludable:

  1. Eliminar grupo enteros de alimentos.  Es otra cosa de “moda”… Comer sin gluten, sin lácteos, etc..,  Al menos que tengas una condición médica como una enfermedad, alergia o intolerancia no deberías eliminar grupos enteros de alimentos.  Por ejemplo, eliminar el gluten de tu dieta.  El problema con el tipo de productos de “gluten” que comemos habitualmente es que son refinados; pan blanco y pasta… y también comemos demasiado.  Los productos libres de gluten engordan igual que los con gluten… después de todo, una tarta sin gluten sigue siendo una tarta con todo su azúcar.  Entonces, no excluyas a los cereales de grano integral… solo limítalos a un par de veces por semana.  Los cereales de grano integral contienen vitaminas del Grupo B y vitamina C y contienen fibra – cosa muy importante para el buen funcionamiento del cuerpo humano.  Si quieres evitar grupos enteros de alimentos, entonces sugiero que excluyas a los fritos, comida basura, alimentos procesados y comidas altas en azúcar.
  2. Pensar demasiado en la comida.  Muchas personas cuando están a dieta, pasan demasiado

    tiempo pensando en lo que pueden comer y como pueden comerlo.  Por supuesto, asegurar que tu cocina está llena de alimentos saludables es importante pero hay un límite.  Algunas personas se sienten culpables sobre sus elecciones de comidas.  Algunas personas pueden hacer “trampas” mientras están a dieta y después se sienten culpables y salen a correr o saltan la siguiente comida para intentar compensar el “daño”.  Solo tienes una vida y tienes que disfrutarla también.  Comiste un trozo de tarta en la fiesta de cumpleaños de tu amig@ – estaba deliciosa?  Bien!  Disfrútala!!! 

  3. Criticando a los demás por su forma de comer.  Tu has elegido ponerte a dieta o a comer saludablemente.  Esto no significa que todos los demás también tienen que hacer lo mismo.  No juzgues a los demás ni te permites sentirte superior a los demás porque tus elecciones de alimentos son más saludables.  Una relación saludables es mejor que comer sol@!
  4. Los trastornos de la alimentación son trastornos de salud mental y a menudo van acompañados por la depresión.  Algunos de los síntomas de una depresión son; dormir más de lo normal o dormir menos de los normal, falta de concentración, sentimiento de desesperanza, falta de apetito o comer compulsivamente, y  perdida de interés en las actividades cotidianas.  Si sufres de alguno de estos síntomas deberías solicitar ayuda.
También deberías descubrir que funciona mejor para tu cuerpo.  Que tipo de dieta funciona mejor para ti?  Porqué quieres cambiar tu dieta?  Que quieres conseguir?  Comes porque realmente tienes hambre o comes emocionalmente?
Recuerda, la vida es para vivirla y disfrutarla – entonces diviértate y si comes algo “poco saludable” de vez en cuando – disfrútalo!  No te obsesiones!!!

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario