Hombres contra mujeres en la lucha contra la grasa

Desde hace mucho tiempo se dice que los hombres y mujeres son de diferentes planetas – pero cuando llega a perder peso, simplemente pierde la gracia.

Al PARECER, los hombres no dan tanta importancia como las mujeres en cuanto al aumento o perdida de peso.  De hecho, muchos hombres no parecen tener un problema y que pueden comer lo que quieran sin ganar peso.  Mientras las mujeres tienden a tener una lucha durante toda su vida con lo que puede comer y lo que no y las horas perdidas en el gimnasio.  Sin embargo, no es verdad.  Los hombres si se preocupan por su aspecto y la incidencia de hombres con trastornos de la alimentación está en aumento.  También sufren de los mismos problemas de peso que las mujeres.

Entonces, por qué aparentemente los hombres son tan diferentes a las mujeres?

La madre naturaleza nos hizo diferentes porque tenemos diferentes funciones en la vida.  Ahora, no te vuelves tan feminista – estoy hablando a nivele de función corporal, no a nivel de empleo laboral!

Las mujeres fueron diseñadas para tener niños – llevar su cría dentro y alimentarlo durante el embarazo y traerlo al mundo.  Para poder realizar esto, las mujeres fueron diseñadas con un porcentaje menor de masa muscular y un mayor porcentaje de grasa corporal que los hombres.  Debido a que las mujeres tienen menos masa muscular, tienden a tener una tasa metabólica basal menor que los hombres.  Esto significa que los hombres con mayor masa muscular requieren más calorías que una mujer de peso comparable.

Los hombres fueron diseñados para conseguir alimentos para sus familias y para luchar/ defender. Tener niños y alimentar a la familia; dos trabajos muy diferentes pero de igual importancia.

Sin embargo, miles de años más tarde y nuestros cuerpos no han cambiado en nada en cuanto a

nuestras “misiones” en la vida.  Si, hemos cambiado mucho en cuanto a nuestras ambiciones, nuestras ideas y obligaciones y por supuesto nuestra dieta.  Pero, fisiológicamente somos iguales.

Entonces, a nivel hormonal, las mujeres están diseñadas a retener y almacenar más grasa que los hombres debido a los niveles más altos de estrógeno.  El estrógeno es la hormona a cargo de mantener la grasa en el cuerpo femenino en preparación para un posible embarazo.

Los hombres, tienen niveles más altos de testosterona que las mujeres.  La testosterona (la hormona sexual del hombre) significa que tienen una masa muscular mayor y menos grasa.  El grado diferente de testosterona en hombres y mujeres es responsable por las diferencias en el porcentaje total de grasa corporal, distribución de la grasa y la masa muscular.

Los hombres y mujeres también almacenan grasa de una forma diferente.  Me habrás oído hablar más veces de los diferentes formas corporales; manzana y pera.  Las mujeres tienden a almacenar la grasa en caderas y muslos (pera) mientras los hombres tienden a almacenar la grasa en el abdomen (manzana).  Espero que entiendas que estas son tendencias pero que encontrarás a mujeres manzana y a hombres pera!

Pero la diferencia en el almacenamiento de la grasa también significa diferentes tipos de grasa y diferentes peligros.  La grasa subcutánea o periférica encontrada en el tipo pera es grasa “segura”.  Puede que no te gusta, pero este es el tipo de grasa que no causa problemas… se queda dónde está y no se mueve por el cuerpo.  Desgraciadamente, también es el tipo de grasa que es más difícil de perder.

La grasa abdominal encontrada en el tipo manzana es del tipo PELIGROSO.  Esta grasa se localiza detrás de la pared abdominal y rodea los órganos internos.  También se conoce como grasa visceral.  Este tipo de grasa puede moverse libremente por el cuerpo y es lo que causa bloqueos en las arterias y causa ataques al corazón y derrames.  La buena noticia es que esta grasa es la más fácil de perder.

Si tu y tu pareja estáis intentando perder peso puede que te sientes frustrada a ver que el pierde peso más rápido que tu.  Esto es debido a todo lo que te acabo de contar.  Probablemente tiene más grasa visceral que es más fácil perder y TU CUERPO FEMENINO está luchando por mantener lo que pueda de grasa por si acaso que decides tener un bebé.  Entrenar con tu pareja es genial, os podáis apoyar y motivar mutuamente y probablemente os acercará más.

Entonces puedes hacer lo siguiente:

  • Si estás intentando quemar grasa a través del ejercicio, sigue una dieta baja en hidratos de carbono y alta en proteínas.  Cuando comes hidratos tu cuerpo almacena el azúcar para usar cuando hace falta energía – tu cuerpo no puede quemar grasa en presencia de glucosa.  Primero tiene que quemar la glucosa para energía antes de empezar a quemar la grasa para energía.  Es así de simple.  Entonces nada de hidratos antes de entrenar.
  • Come una dieta variada con muchas verduras, proteína animal y algo de fruta.  Una dieta alta en proteínas te hará sentir más llen@ durante más tiempo.
  • Si tienes que perder mucho peso, debes limitar tu ingesta de hidratos de carbono a dos veces por semana.
  • Come cuando tienes hambre, pero de lo que debes.  Si quieres picar entre horas, pica fruta o verduras crudas.
  • Un puñado de frutos secos crudos (si no eres alérgic@ o intolerante) cada pocos días ayudará a subir tu energía.  Pero recuerda, son muy altos en calorías por lo tanto no hace falta que comas la bolsa entera, solo un puñado y asegura te que son crudos.
Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario