Azúcar contra Grasa

Esta semana puse un tweet llamado “El Azúcar que Bebes”.  Era una manera muy gráfica de demostrar la cantidad de azúcar que hay en las bebidas que muchas persona consumen a diario.

Sin embargo, el azúcar está escondido en tantas cosas que es increíblemente difícil saber exactamente cuánto azúcar consumes.  El azúcar se encuentra no solo en los alimentos dulces como el chocolate, las galletas o las tartas, pero también en alimentos salados muchos de los cuales se clasifican como “sanos”, por ejemplo; yogures bajos en grasas, vino, vinagre balsámico, aderezos para ensaladas, salsas para pasta, y la comida rápida.  Incluso los edulcorantes artificiales provocan la misma reacción en el cerebro/ cuerpo que el azúcar.  Las papilas gustativas detectan el sabor dulce y mandan un mensaje al cerebro que “llega el azúcar!”, el cerebro manda un mensaje al páncreas para que libera insulina para bajar el nivel de glucosa en sangre, sin embargo las calorías nunca llegan, pero el daño ya está hecho.

Nuestros cuerpos están diseñados a solo permitir una pequeña cantidad de azúcar en sangre, entre 1-2 cucharaditas, más que esa y el proceso de la insulina se pone en marcha.  La insulina quita el azúcar de la sangre y lo convierte en grasa y la almacena alrededor de tu cintura.  Cuando tu dieta tiene demasiado azúcar, tus células pueden llegar a ser resistentes a la insulina que incrementa tu riesgo de padecer diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular incluso si NO tienes un problema de peso.

Los investigadores ya saben que el azúcar puede adherirse a las células por todo el cuerpo, este es un proceso llamado glicación donde forma una capa dura y pegajosa alrededor de las células.  Esto causa daños a las células y estos daños provocan cosas como arrugas y envejecimiento prematuro desde dentro hacia fuera!

Harás bien en recordar que el azúcar no es sólo el chocolate, las galletas y las tartas, pero todos los hidratos de carbono se convierten en azúcar durante el proceso de la digestión.  Yo no soy partidaria de excluir a grupos enteros de alimentos, entonces mi consejo es busca siempre los hidratos de carbono naturales; la fruta (poca), patatas, zanahorias y si no puedes vivir sin el pan entonces asegúrate que sea lo más integral posible e intenta que sea uno con un IG lo más bajo posible como puede ser el centeno.  Aún así, limita la ingesta de hidratos de carbono a 2-3 veces por semana si estás intentando perder peso.

Entonces, que pasa si dejas el azúcar?  La respuesta es MUCHO.  Tendrás una piel reluciente y el pelo también, perderás peso y tendrás mucho más energía que probablemente hayas tenido en años.  Por lo tanto, aprovecha esa energía y muévete!!!!

Por que la grasa el mejor que el azúcar.

Las grasas han tenido una mala fama durante décadas y sólo es recientemente que vuelven a disfrutar del lugar que les corresponde en las dietas.  La grasa es buena para ti, pero necesitas saber cuales son las grasas saludables y cuales son las que debes evitar.

Debes evitar: aceites vegetales como la canola, soja, girasol, cártamo y maíz.  Esto incluye las margarinas.  Los aceites vegetales y las margarinas están sometidos a procesos de refinado horribles con solventes industriales y procesos de hidrogenación (margarinas).  Esto también significa que debes evitar cualquier producto que utilizan estas grasas en sus ingredientes; patatas fritas, bollería industrial como los donuts, galletas, tartas y frituras.

GRASAS SALUDABLES son esenciales para la salud.  Hay muchos nutrientes que se encuentran en las verduras como el licopeno, el betacaroteno y ciertas vitaminas que necesitan la presencia de grasa para ser asimilados por el cuerpo.

Las grasas saludables son: pescado graso como el salmón o la caballa, frutos secos, semillas,
aguacates y aceite de oliva, todos los cuales contienen Ácidos Grasos Esenciales (AGEs).  Estos AGEs suministran varias funciones importantes para la salud en el cuerpo y solo pueden ser obtenidos a través de los alimentos – nuestros cuerpos no los pueden generar por si mismos.  La membrana exterior de nuestras células está hecha de grasa, por lo tanto necesitamos consumir grasas saludables para mantener las paredes de las células fuertes, saludables y flexibles para que pueden llevar a cabo sus funciones importantes.  Nueva información ha salido a la luz que incluye ciertas grasas saturadas como la mantequilla, el aceite de coco y la carne roja, como más saludables que se pensaba anteriormente.

Por ejemplo, yo aderezo mis verduras al vapor con un poco de mantequilla derretida – delicioso!

Por lo tanto, mi consejo es, deja el azúcar y añade unas grasas saludables a tu dieta!

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario