Come para mejorar tu piel

Me da igual la edad que tengas.  Si aprendes a cuidar de tu piel desde joven, te beneficiará toda tu vida.

Y no quiero hablar de cremas, jabones, y tónicos que deberías usar.  Estoy hablando de lo que puedes hacer desde dentro hacia fuera.  Verás, puede que no sea visible, pero “lo de dentro” es tan importante como el exterior.  Todos habéis oído hablar del colágeno – es la proteína estructural principal de los tejidos conectivos que da la firmeza a nuestra piel.  Sin embargo, a la medida que nos hacemos mayores, la producción del colágeno disminuye, sobre todo después de los 35 años de edad, y las arrugas empiezan a aparecer y la cosa empieza a… ceder.

Sin embargo, hay ciertos alimentos que puedes incorporar en tu dieta que ayudará a promocionar la producción del colágeno:

1.  VERDURAS:  Tienes que amar las verduras y ellos te amarán a ti!!!!  Y cuanto más color mejor!  Las verduras rojas como la remolacha, tomates y pimientos rojos están llenas de licopeno que protege contra los daños producidos por el sol y promociona el colágeno.  Las verduras verdes de hoja plana como las acelgas o las espinacas están llenas de antioxidantes que protegen contra los radicales libres que atacan al colágeno.  Las naranjas como las zanahorias o la batata son altas en vitamina A, que restaura el colágeno dañado.

A menudo si tengo hambre entre horas, como unos palitos de pimiento rojo o amarillo y las batatas son más saludables que las patatas normales ya que tienen más vitaminas y minerales y menos calorías.

2.  AJO:  Vamos a ver, aunque existe cierto “riesgo” en comer demasiado ajo (puede que tu novi@
no quiere acercarse demasiado), el ajo tiene un contenido muy alto en ácido lipoico y taurina, ambos reconstruyen el colágeno dañado.  También es alto en azufre que es una parte esencial del proceso de producción de colágeno.

3.  BAYAS:  Fresas, frambuesas, zarzamoras, y arándanos para nombrar unas pocas.  Las bayas están llenas de antioxidantes que protegen contra los radicales libres que dañan la piel, las bayas también promocionan la producción de colágeno.

Un cuenco de fresas para desayunar es una manera muy buena de empezar el día o entre horas – pero no le añades ni nata ni azúcar!

4.  CALDO DE CARNE:  Como hacia la abuela cuando estabas malit@.  Ahora puede sonar poco apetitoso pero el caldo de carne es, en realidad, colágeno cocido.  Consumir caldo es una manera buenísima de reponer el colégeno en tu piel y alisar alguna arruga.  También la gelatina derivada del colágeno en el caldo tienen la ventaja añadida de sanear el tracto digestivo que previene contra la inflamación y el envejecimiento de la piel.

5.  PESCADO Y CARNE MAGRA ALIMENTADA A BASE DE PASTO:  El pescado “azul” como la caballa, el salmón o el atún y la carne magra alimentada a base de pasto son altos en ácidos grasos Omega-3 que protegen la membrana graso de las células de la piel.  Los ácidos grasos Omega-3 “hinchan” a las células haciendo que estén suaves y esponjosas que da ese resplandor joven a la piel.  Estos alimentos suministran aminoácidos esenciales y reducen la inflamación que mantendrá tu piel firme y elástico.

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario