SIESTA!!!!!!

Cuantas veces te has encontrado quedándote dormido delante del ordenador después de comer en la oficina?  Ese momento baja en energía cuando quedarte despierto te parece imposible.  Ese pensamiento terrorífico que alguien pueda convocar una reunión a las 15.00 de la tarde y saber que te va a costar concentrarte y no dormir!

Pues, es normal… sobre todo cuando no estás comiendo correctamente.

Una de las causas de la falta de energía después de comer una comida copiosa es que tu cuerpo tiene que utilizar una gran parte de la energía que tiene para realizar la digestión, el cuerpo manda más sangre lejos del cerebro para ayudar con el proceso de la digestión, que a su vez te hace sentir cansado.  Si has comido mucho, sobre todo si hayas mezclado los hidratos de carbono con las proteínas, tu cuerpo tardará más en realizar la digestión.  Si evitas los hidratos de carbono y comes proteína y verduras, no tendrás ese bajón después de comer.

Además, estamos todos comiendo más cantidad que nuestros cuerpos necesitan.  Los tamaños de las porciones han incrementado en un 50% durante los últimos 20 años.  Realmente no es necesario comer tanto como hacemos y una comida ligera hace maravillas.  Comer grandes cantidades de pasta, sobre todo si viene bañada en salsa bolañesa, siempre va a poner a prueba nuestro sistema digestivo.  Piensa en ligero, come muchas verduras y algo de proteína, comer despacio y lejos del ordenador. Mastica bien y céntrate en lo que estás comiendo.

Mantente lo más lejos posible del azúcar.  En el momento que nos encontramos con falta de energía, nos arrastramos hasta la maquina expendedora y compramos una chocolatina.  Pero el azúcar provoca un pico en los niveles de glucosa en sangre, dándote un “subidón”, que se pierde casi tan rápido como llegó cuando el páncreas suelta la insulina para bajar el pico de glucosa en sangre, dándote otro “bajón”.  Y está vuelta a la casilla de salida con poca energía y a punto de comprar otra chocolatina…

Picar entre horas para un chute de energía puede ser saludable – incluso si no llevan azúcar.  Tomar algo alto en proteínas y/o grasas saludables te da un subidón más sostenido en el tiempo.  Piensa en los frutos secos… un puñado de frutos secos crudos te da mucha energía, o media aguacate, por ejemplo.

No te preocupes si crees que un café después de comer es una taza de más.  La cafeína sube la energía eficazmente y también puede reducir tu riesgo de padecer la Enfermedad de Alzheimer y la diabetes, puede aumentar tu rendimiento mental y físico también.  Un cafecito después de comer puede hacer maravillas – pero ojo, no lo tomes demasiado tarde ya que puede afectar tu sueño por la noche.

Un poco de aire fresco viene genial en medio del día laboral.  Estar atado a una mesa, delante de un ordenador, con aire reciclado desde las 9 de la mañana hasta las… es suficiente para hacer que uno se siente agotado.  Entonces, a medio día; come… tomas un café y después sales a dar un paseo a paso ligero.  Haz que sea lo más largo que tu agenda permite – lo ideal es media hora.  Hay estudios que confirmen que un paseo de media hora a la hora de comer incrementa tu energía Y tu productividad una vez que vuelves a tu mesa.  También ayuda a tonificar los músculos, sube el ánimo y la autoconfianza entonces, a qué esperas?  Habla con tus compañeros, a lo mejor alguno se anima a andar contigo!

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario