Como demonios dejo de comer comida basura?

Un amigo me hizo esta pregunta esta mañana, entonces decidí hacer mi post semanal sobre esta cuestión.

La primera respuesta que me vino a la cabeza cuando me la hizo fue: PORQUE LA INDUSTRIA DE COMIDA RAPIDA NO QUIERE QUE LA DEJES!

No obstante, creo que hay otra respuesta a esa… es un poco más larga y tampoco os quiero aburrir, por lo tanto intentaré ser breve…

Existen estrategias… la atención plena de la mente tiene mucho que ver, buenos hábitos por encima de los malos y, por supuesto… fuerza de voluntad (en algunos casos).

Muchas personas dicen, “No tengo fuerza de voluntad!”  Eso no es verdad.  Cuando realmente quieres conseguir algo tienes toda la fuerza de voluntad del mundo!

Lo que tienes que hacer cuando realmente quieres hacer un cambio grande en tu vida, que sea dejar de fumar, dejar la comida basura o algún otro hábito poco saludable es:

Paso 1:  Siéntate en un lugar tranquilo donde nadie te va a molestar con un papel y un boli delante, y empieza a hacerte preguntas a ti mismo.  La primera y quizás la más importante es:

Alguna vez has dejado un hábito malo, como el tabaco?

Si tu respuesta es si, entonces tienes que creer que si has podido dejar de fumar entonces dejar la comida basura será fácil!

Pregúntate PORQUÉ quieres dejar la comida basura?  Quieres dejarla para mejorar tu dieta?  Para perder peso?  Mejorar tu salud?  Quieres ser un buen ejemplo para tus hijos?

Aquí hay algunas cosas a considerar.  La mayoría de las personas saben que la comida basura no es saludable.  Entonces deberías empezar a verla por lo que es:

La comida basura no es comida.  La comida basura es el sobrante procesado de las partes que no eran aptos para consumo en su estado natural.  Se trocea y se mezcla con grandes cantidades de sal y azúcar para mejorar el sabor y las consistencia y hacer que dure más en la estantería del supermercado o en el almacén del restaurante de comida rápida.

Por ejemplo; las patatas fritas de McDonald’s tienen 14 ingredientes!!!!!  Si!  Y no olvidemos del escándalo de la “baba rosa” que las empresas “dicen” que hayan eliminado de sus hamburguesas.

Hay “pruebas” que han realizado algunas personas que consisten en comprar un Happy Meal de McDonald’s y dejarlo tal cual se compró sin tocar en una estantería durante un año para ver que pasa… los resultados son alucinantes… el Happy Meal tenía la misma pinta que el día que se compró, solo se había deshidratado… nada de moho… nada de mal olor…

Entonces piensa lo que debe estar haciendo esa comida a tu cuerpo si la consumes a menudo.  La comida basura es tan insano que incluso puede re-programar tu cerebro, consumir a menudo comida basura literalmente puede matar tu impulso de comer una dieta saludable.

Esto es lo que lo hace tan difícil de dejar.  Pero no es imposible, puedes entrenar a tu cerebro para preferir una dieta más saludable.

No estás en control de tu dieta.  La industria alimentaria lo está.  Los fabricantes grandes de alimentos están en esto para sus beneficios astronómicos.  Pondrán lo que sea en sus alimentos para hacer que te enganches y conseguir que vuelvas una y otra vez.  El azúcar y la sal son los jugadores principales, ya que no solo hacen que los alimentos sean más apetecibles pero también alargan la vida útil de los productos en las tiendas.  El azúcar y la sal te enganchan por su sabor y esto queda registrado en tu cerebro y la próxima vez que veas el paquete de tus galletas favoritas en el supermercado tu cerebro te manda un mensaje diciendo:

Te acuerdas de esas?  Te acuerdas que buenas están?

Y BOOM!  Sin darte cuenta estás en la caja con las galletas en tu cesta.

Nos bombardean todos los días con anuncios sobre comida procesada y comida basura.  Por eso es más fácil mantenerte alejado del tabaco cuando lo dejas, no hay anuncios sobre tabaco…

Paso 2:  Planifica comidas saludables.  Planifica y cocina comidas desde ingredientes frescos.  Y, cuando las consumes, piensa en las cosas maravillosas que es comida está haciendo para tu cuerpo y mente.  Como los ingredientes te ayudarán a estar sano, como repararán zonas dañadas, como te darán energía y alimentarán tu cerebro… ser CONSCIENTE de lo que estás metiendo en tu boca.

El azúcar es nocivo y produce la misma respuesta en el cerebro que la cocaína… La sal, pues tengo mis dudas de si es nocivo pero desde luego nos acostumbramos con mucha facilidad al sabor y la cantidad de sal en los alimentos procesados… Intenta cocinar una comida sin añadir sal, tendrá muy poco sabor en comparación con lo que estás acostumbrado.  No nacemos con un gusto para la sal, se introduce a la dieta, más o menos a partir del 6º mes de vida (según) y a partir de ahí, crece y crece… Sin embargo, si reduces la cantidad de sal en tus comidas gradualmente, cambiará tu gusto y se ajustará a los niveles más bajos y necesitarás menos.

Paso 3:  Piensa antes de comprar y antes de comer.  Ser consciente de lo que estás haciendo.  Planifica las comidas  ir al supermercado a hacer la compra con una lista y no salgas de ahí.  Cuando te sientas a comer, mira la comida que tienes delante y pregúntate; QUIERO comer esto?  Es BUENA para mi?  Me ALIMENTARÁ?  Si no puedes contestar SI a las 3 preguntas… no la comas.

Paso 4:  Puedes decidir dejar la comida basura y no volver a entrar en un establecimiento de comida

rápida nunca más, o puedes decidir que ese tipo de comida debería ser algo inusual, algo esporádico que no sea lo normal.  De esta forma puede que sea más fácil abstenerte sabiendo que lo puedes tomar muy de vez en cuando – una vez al mes, por ejemplo.

Yo he dejado muchas cosas en mi vida.  Dejé de fumar, dejé de tomar Coca Cola Light, dejé de tomar azúcar en el té y café y después dejé el aspartamo en el té y café.  Es posible dejar lo que tu eliges dejar.  Pero, tienes que estar convencido que eso es lo que quieres y cuales son tus razones por dejarlo.

Para mi es muy simple.  Si tu salud está o estará comprometida por tus hábitos entonces tienes que cambiarlos.  Mantener tu salud o mejorarla… la fuerza de voluntad es lo de menos.

Ahora, TU tienes que estar convencido.  No lo conseguirás si lo estás haciendo porque tu marido, mujer, madre, padre, novio, novia dice que deberías hacerlo.  Hazlo por TI, para que puedas vivir una larga vida y disfrutar plenamente con tus seres queridos.

Al final del día, el único responsable de cuanto y qué comes eres tu.
Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario