El cerebro importa

El cerebro importa… creo que todos tenemos este punto claro.  Alimentar correctamente a tu cuerpo no significa está solamente en tu peso correcto, si no que tu CEREBRO también está bien alimentado.

El cerebro y el sistema digestivo están estrechamente vinculados por lo tanto tomar decisiones inteligentes sobre lo que comes es esencial.

El cerebro solo cuenta como el 2% del peso corporal humano pero utiliza el 20% de las calorías que se consumen cada día.  Para que tu cerebro funcione correctamente necesita un suministro constante de glucosa y grasa pero, DE DONDE obtienes esa glucosa y grasa es lo realmente importante.

Como he dicho muchas veces, no importa la cantidad de calorías que consumes pero si importa de donde las obtienes.  El cuerpo no procesa las calorías de las proteínas y los hidratos de carbono de la misma forma y se utilizan para funciones diferentes.

Por ejemplo; cuando consumes hidratos de carbono refinados que liberan glucosa rápidamente, tales como los refrescos, pan blanco, pasta, dulces, etc., experimentas una subida en el nivel de glucosa en sangre que produce una rápida ráfaga de energía física, sin embargo, la sigue un bajón en los niveles de glucosa en sangre que te provoca niveles bajos de energía y baja productividad.

No obstante, si consumes alimentos que suministran un nivel de energía más sostenido, tales como las proteínas (carne, pescado, aves y huevos), grasas saludables (aguacates y frutos secos), e hidratos de carbono de índice glucémico bajo (fruta, verdura y cereales integrales) estás dando un suministro más prolongado de energía al cerebro.  Estos alimentos también hacen que te sientes más lleno durante más tiempo.

Entonces, si quieres tener más productividad puedes intentar lo siguiente:

DESAYUNO:
Los huevos son un alimento maravilloso para el cerebro.  Contienen una vitamina del grupo B
llamada colina que realza la memoria y el tiempo de reacción.  La colina incrementa el tamaño de las neuronas. ayudándolas a disparar los impulsos eléctricos con más fuerza y rebotar más rápidamente entre disparos.

Si prefieres un desayuno más dulce entonces prueba con yogur orgánico con arándanos.  El yogur contiene proteína, minerales y probióticos – que son esenciales para la salud intestinal.  Los arándanos son altos en antioxidantes que mejoran la memoria y la coordinación motora y contrarrestan el estrés oxidativo.

Si tienes prisa y no tienes tiempo para desayunar, entonces coge un plátano para llevar contigo.  Tu cerebro funciona mejor con unos 25g de glucosa en sangre – más o menos lo mismo que contiene un plátano!

COMIDA:
La organización es clave.  La comida rápida – aunque rápida, fácil y barata solo te hará daño.

Hay que pensar en verde!  Las verduras de hoja verde oscuro están llenas de vitaminas, minerales y fitonutrientes.  El hierro, por ejemplo, en las espinacas, etc., ayuda a suministrar más oxígeno al cuerpo y cerebro mejorando el control cognitivo.  Las espinacas están llenas de antioxidantes, y contienen 3 veces más folato que la lechuga de iceberg – por lo tanto una ensalada de espinacas es una manera de mantener el cerebro apunto toda la tarde.

Los aguacates – mi favoritos!  Llenos de grasas monoinsaturadas que mejoran el flujo sanguíneo al cerebro, añada la mitad de un aguacate a tu ensalada de espinacas y notarás la diferencia.  Un puñado de almendras crudas y un poco de aceite de oliva y estarás trabajando bien el resto del día.  Las almendras contienen fenilalanina, un amino ácido que tiene la habilidad de traspasar la barrera de sangre/cerebro dónde estimula el cerebro a generar los neurotransmisores que suben el ánimo; la dopamina, adrenalina y noradrenalina.

Disfruta de tu ensalada con cualquier carne, pescado o ave de tu elección.  No recomiendo mezclar los hidratos de carbono con las proteínas ya que el cuerpo no digiere bien esa mezcla, por lo tanto olvídate de las patatas, arroz, pasta o pan y llénate de verduras.

CENA:
Hay que mantener la cena ligera.  Un poco de salmón a la plancha con brocoli al vapor hace maravillas!

El salmón está lleno de Omega-3, proteína, hierro y vitaminas del grupo B – no te puedes equivocar con este alimento maravilloso para el cerebro.

El brocoli es una fuente fantástica de vitamina K que realza la función cognitiva y potencia la función cerebral.

Si prefieres cenar solo verduras entonces puedes hacer un pisto y echarle berenjena, mejora la comunicación entre tus células cerebrales y moléculas mensajeras – pero recuerda que esta verdura cuenta como un hidrato de carbono por lo tanto no la mezcles con la proteína.

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario