Las consecuencias del atracón del fin de semana

Quien no ha saltado la dieta en fin de semana?  Después de una semana entera de controlar lo que comes y bebes es fácil caer en la tentación en fin de semana.  Los planes sociales en fin de semana hace que sea más difícil evitar la tentación o simplemente el aburrimiento de una dieta restrictiva hace que sea más fácil caer.

Muchas personas piensan que no pasa nada si en fin de semana “se da un homenaje” o “pegarse un atracón” después de portarse bien toda la semana, y mientras disfrutar de esta forma ocasionalmente no hace daño, cuando se convierte en un hábito semanal hay consecuencias.

Un atracón a veces puede ser un desorden alimenticia debido a algún problema mental o traumático.  Cuando se reconoce como tal, el problema puede ser resuelta utilizando varios tratamientos tales como grupos de apoyo o autoayuda, terapia e incluso medicación.  Si sospechas que tienes un trastorno de la alimentación deberías consultar a tu médico de cabecera.

Sin embargo, hay consecuencias fisiológicas a los atracones:

Hinchazón.

Esta es una consecuencia bastante obvia.  Comer grandes cantidades de comida en un periodo muy corto de tiempo, conlleva hinchazón y incomodidad abdominal.  El hinchazón puede también causar una sensación de falta de aire ya que el estómago hinchado empuja hacia arriba reduciendo el espacio disponible para los pulmones.

Seamos honestos, no vas a pegarte un atracón con ensalada y pescado a la plancha.  La mayoría de los alimentos de atracones se compone de comida basura que tiene una falta importante de fibra.  Considerando que la fibra es lo que ayuda a mover la comida a través del sistema digestivo, comer alimentos bajos en fibra significa que tu atracón para a quedarse contigo mucho más tiempo de lo necesario y puede causar estreñimiento.

Acidez o Ardor.

Un estómago demasiado lleno puede aplicar presión sobre el esfínter o “puerta” al final del esófago, causando que este se abre.

Esta “puerta” está ahí para evitar que la comida y los jugos digestivos entran en el esófago.  Pero la presión desde abajo puede causar que se abre y algunas partículas de comida y jugos gástricos entran en el esófago y causan una sensación de ardor desde el estómago hasta la garganta.  Esto también puede causar vómitos.  Los jugos gástricos son muy ácidos y pueden causar daños a largo plazo en los tejidos del esófago, y si no se corrige también puede afectar a los dientes y encías cuando se experimenta vómitos regulares.

Desajuste Hormonal.

Pegarse un atracón ha sido vinculado a varias hormonas; estrógeno y progesterona – producidos en los ovarios, grelina y leptina – también conocidas como las hormonas del hambre, cortisol – la hormona del estrés y por supuesto, la insulina que ayuda a nuestros cuerpos a procesar el azúcar en los alimentos.

Cuando de pegas el atracón, a menudo comes alimentos altos en azúcar, provocando un pico de la glucosa en sangre que, a su vez, provoca que el páncreas suelta insulina para normalizar el nivel de azúcar en sangre, almacenando el azúcar sobrante como grasa.

Este proceso es el motivo del aumento de peso.  Pero el estrés causado por la sobre producción de hormonas puede causar otros problemas tales como, falta de energía, fatiga y sueño que producen un señal al cerebro que necesita comer más.  Si este ciclo se sostiene, puede causar obesidad y otras enfermedades relacionadas con el peso como la diabetes tipo 2.

Desnutrición.

Si, puedes comer mucho y estar desnutrido.  Pegarse el atracón con alimentos altos en calorías pero con poco valor nutricional no te dará los nutrientes que tu cuerpo necesita.

Una dieta estable y equilibrada es lo que necesitamos para llevar a cabo nuestro día a día y el ejercicio es una parte importante de un estilo de vida saludable, entonces, si no está comiendo lo suficiente y estás yendo al gimnasio – o cualquiera que sea tu deporte de preferencia – para poder adelgazar con más rapidez no te estarás ayudando en absoluto.  La desnutrición causada por los atracones o por la falta de comida puede causar problemas de salud a largo plazo sobre la piel, corazón y huesos.

Las mujeres sobre todo deberían realizar densiometrías óseas con regularidad a partir de la menopausia.

Ansiedad y Autoestima Baja

Alguien que intenta perder peso y que pega un atracón a menudo puede sentirse avergonzado, culpable, ansioso, y preocupado.  Puede convertirse en un circulo vicioso… controlas tu dieta durante la semana, te sientes justificado a tomar un “premio” en fin de semana y después te sientes culpable.  Esto puede repetirse y convertir en un hábito difícil de romper.

Se que no es fácil, pero intenta no darse un homenaje en fin de semana.  Si necesitas un premio, fija una fecha en el futuro y planea lo que vas a tomar, como un trozo de tu tarta de chocolate favorita.  Cuando llega el día, disfrutadlo… pero solo un trozo, no la tarta entera!!!  Asegúrate que MEREZCA LA PENA!

Aumento de Peso.

Como no!  Todo esto conlleva a que engordas.  El ciclo de control y perdida de peso durante la semana y el atracón y aumento de peso en fin de semana es debido principalmente a LO QUE COMES.  Como dije antes, no es fácil pegarse un atracón con ensalada y pescado a la plancha!

Ser consciente de lo que comes y como esos alimentos nutren tu cuerpo, como te mantienen saludable.  Si te pegas el atracón, no ignores como te ha hecho sentir… Lento? Exausto? Enfermo?  Recuerda esos sentimientos la próxima vez que tienes la tentación.  Pregúntate a ti mismo si lo que te tienta realmente merece las consecuencias?  Como te vas a sentir después de comerlo?  Te sentirás culpable y desearás no haberlo comido?  Te dará ardor o gases?

Piensa antes de comer….

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario