Deteniendo el paso de los años

Cuando era niña, me parecía que la Navidad tardaba una eternidad en llegar, cuando tenía 20 años fumaba y comía fatal y me pasaba las noches bailando y “ser adulta” me parecía algo muy lejano.  Si estoy sincera, aún hoy no me siento como un adulto.

Pero la vida sigue y cosas pasan que cambian tu forma de pensar y tu forma de vivir.  Ojalá pudiera decir que la muerte de mi madre cuando yo tenía 24 años me cambio a mejor, y a lo mejor si lo hizo – muchos años después… pero en ese momento hizo todo lo contrario y huía de toda responsabilidad.

Sin embargo, lo que realmente me hizo cambiar fue ser madre.  Ya lo se, eso lo decimos todas, y con razón, porque de repente hay un sentimiento de amor tan profundo y un deseo de ver como va a ser este pequeño ser humano cuando sea mayor – en qué se va a convertir?  Tengo un deseo muy fuerte de vivir todo lo que pueda y de la forma más saludable posible para ver que hacen mis hijos con sus vidas.

La sociedad de hoy en día está muy orientada hacia la medicina moderna y de tomar una pastilla para cualquier enfermedad relacionado con la edad; el colesterol alto, osteoporosis, artritis, etc.. Y si pudieras prevenir estas enfermedades?

Creo firmemente que cuanto más nos cuidamos cuando somos jóvenes entonces mejor envejeceremos.  Nuestro estilo de vida es muy importante y no, no estoy hablando de cuánto dinero tenemos, ni que coche conduces ni cuántas vacaciones tienes al año.

Estoy hablando de estilo de vida saludable.  Formar y mantener hábitos saludables lo antes posible en la vida para prevenir enfermedades y vivir una vida más larga y saludable.

Es muy fácil basar tu vida cotidiana en un estilo de vida saludable que te ayudará a enfrentarte a la vejez con salud y así poder disfrutar a tope de tu vida, amor y familia mucho más, y no hace falta hacer grandes cambios.

Aquí hay 5 hábitos saludables que puedes desarrollar a cualquier edad – pero mejor cuanto antes:

1.  La Meditación.  Aprender a meditar no es fácil, hace falta tiempo y dedicación, pero los beneficios no tienen límites.  Acallar la mente cada día durante un rato aporta alivio del estrés, mejor calidad de sueño, mejores relaciones con tu entorno y más claridad de mente.  Se ha descubierto que las personas que meditan cada día son más felices.

2.  Vigila lo que comes.  Alimentos frescos, preparados en casa es la mejor alimentación.  De esta forma sabes exactamente lo que estás comiendo.  Si haces que esto sea la base de tu alimentación, entonces “pecar” de vez en cuando no hará daño – pero solo de vez en cuando ¿eh?

3.  Mantener el azúcar y los hidratos de carbono refinados a un mínimo – o evítalos por completo!  El azúcar es una droga y los hidratos de carbono refinados no aportan nada a nivel nutricional y solo nos hacen engordar.  Ahora, entiendo que dejar el azúcar y los hidratos puede parecer imposible, entonces empieza por limitarlos a 2 veces por semana – no 2 días a la semana, sino 2 comidas a la semana.  La fruta contiene azúcar, y no aconsejo dejar la fruta, pero come la fruta entera NO HAGAS ZUMO!

4.  Actividad.  Yo corro, monto en bici y hago yoga – esa soy yo.  Tengo suerte, monto mi propio horario y no estoy recluida en una oficina de 9-5.  Pensar en estar sentada me vuelve loca.  Pero si odias correr, no hay problema!  Encuentra un deporte que te gusta, y si lo puedes practicar con amigos entonces mejor todavía.  Pero no pares ahí.  Podemos ser mucho más activos de lo que somos.  Levántate cada media hora, aunque solo sea durante 1 minuto, incluso en la oficina.  Vete a por agua, utiliza las escaleras en lugar del ascensor, darte un paseo pequeño.  Si utilizas el transporte público, bájate una o dos paradas antes de la tuya e ir andando el resto del camino.  Si vas en coche, no siempre intentes aparcar en la puerta, deja el coche un poco más lejos.  Pequeños ajustes como estos son muy beneficiosos.

5.  Controla tu glucosa y presión sanguínea.  La presión sanguínea es un buen medidor de la salud general y controlar tus niveles de glucosa es muy importante.  Desarrollar la diabetes tipo 2 puede provocar un montón de otros problemas de salud.

Piensa, si te cuides y te mantienes activo, entonces cuando llegues a la jubilación podrás disfrutar un montón con tus seres queridos!  Y recuerda el vejez es una actitud!

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario