Quieres Leche?

Este post es para Lili, espero que te ayude.

En el 2013 escribí un post sobre Los Peligros de la Leche de Vaca.  Parece ser que todo el mundo tiene una opinión sobre la leche de vaca, con algunos diciendo que es lo mejor y otros que no es saludable.

Pues yo tengo que admitir que yo soy de los que no le gustan.  Algunos dicen que somos la única especie que sigue tomando leche después de destetarnos y otros defienden eso diciendo que somos los únicos mamíferos que siguen teniendo leche disponible después del destete.  Has parado a pensar que los otros mamíferos que no toman leche después del destete es PORQUE NO ES NECESARIO????

Pero no estoy escribiendo esto para tener bronca con nadie sobre si la leche de vaca es bueno o malo para el ser humano.  Tu puedes decidir después de leer el post del 2013.

Lo que si voy a hacer hoy es contarte las otras opciones que existen y como son de sanos.  Para empezar tendrás tus propias  opiniones en cuanto a porqué vas a dejar de tomar leche de vaca; si eres intolerante a la lactosa, o alérgico a la proteína de la leche (casein), o simplemente no quieres tomar leche de otro animal.  Si tienes alergias a los frutos secos, deberías alejarte de las leches de frutos secos como la de soja, almendra, nueces, etc..

Allá vamos:

Leche de Soja:  Esta es una leche de frutos secos por lo tanto mucho cuidado si tienes problemas con los frutos secos.  Es apto para vegetarianos y veganos y es comparable a la leche de vaca en cuanto a su contenido en proteína.  Es baja en grasas y algunas marcas son fortificadas con calcio y vitamina A y D.  Se cree que los productos de soja pueden ayudar en la gestión de los niveles de colesterol, sin embargo necesitarías unos 25g de proteína de soja (3-4 vasos al día de leche de soja) al día para conseguir esto.  Tengo dos advertencias sobre la leche de soja:

  • No todo el mundo puede tolerar la soja por lo tanto si, después de un par de semanas de dejar la leche de vaca y empezar con la soja, experimentas dolores de cabeza o problemas digestivos puede significar que eres intolerante a la soja.
  • Asegúrate que tu leche de soja viene de una fuente orgánica fiable.  Muchas de las marcas comerciales utilizan soja genéticamente modificada.  Además evita las leches con azúcar añadido.

Si te preocupa el tema de productos genéticamente modificados, Greenpeace ha publicado una guía sobre cuales son los productos que contengan estos productos y cuales no, http://www.greenpeace.org/espana/Global/espana/2015/Report/transgenicos/GuiaRojaVerdeTransgenicos_5edicion_Actualizacion062015.pdf

Leche de Almendra:  Una mezcla simple (como todas las leches de frutos secos) de almendras crudas remojadas en agua, normalmente fortificada con calcio y vitaminas D y B12 entre otras.  Tiene menos calorías que la leche de vaca, tan solo 60 calorías por taza en comparación con 146 en una taza de leche de vaca normal.  No hay colesterol tampoco en la leche de almendras ni grasa saturada, es baja en sodio y alta en grasas saludables tales como los ácidos grasos omega, que previenen contra la tensión alta y la enfermedad cardiaca.

La leche de almendras también ayuda a mantener los huesos fuertes, y ofrece el 30% de la Dosis Diaria Recomendada (DDR) de calcio y el 25% DDR de la vitamina D.  También contiene el 50% de la DDR de la vitamina E que mantiene tu piel bonita.  Contiene vitamins del complejo B y hierro, ambos importantes para la tonificación muscular y la reparación.

La leche de almendras no es alta en azúcares por lo tanto no perjudicará tus niveles de azúcar en sangre y así reduce tu riesgo de diabetes.

Personalmente no me gusta el sabor ya que sabe demasiado a mazapán – pero esa soy yo!  Obviamente no debes tomar la leche de almendras si eres alérgico a los frutos secos.

Leche de Coco:  Hecho de exprimir la pulpa de la carne del coco y fortificada con calcio.  Es más bajo en proteína con niveles más altos de grasa saturada que la mayoría de las leches vegetales.

La puedes echar a los cereales o en el té y un latte con leche de coco está buenísimo.  Se puede utilizar en recetas e incluso se puede hacer yogures de coco.

Las grasas en los cocos, aunque saturadas, son en su mayoría en la forma de ácidos grasos de cadena media (AGCMs), en particular uno que se llama ácido láurico, que se convierte en el cuerpo en un compuesto altamente beneficioso llamado monolaurina.  Este es un antiviral y antibacteriano que destruye una amplia variedad de organismos que causan enfermedades.

Los AGCMs son metabolizados rápidamente a energía en el hígado y se cree que es menos probable que se almacenan como grasa debido a su rápida absorción.

Leche de Avena:  Menos azúcar que la leche de arroz, esta es la favorita de mi hijo de 8 años.  La leche de avena contiene 10 minerales y 15 vitaminas.  Solo una taza de leche de avena contiene el 36% de la DDR de calcio, también contiene el 10% de la DDR de la vitamina A, que es dos veces más que la leche de vaca, y tan solo una ración de leche de avena contiene el 10% de hierro.

La razón de porque mi hijo toma esta leche en lugar de la leche de vaca es porque tiene dermatitis atópica y con 5 años aún tenía la costra láctea, le quité la leche de vaca y se fue en una semana 🙂

Leche de Arroz:  El que menos probabilidades tiene de causar una reacción alérgica, no tiene ni grasas saturadas ni colesterol, y tampoco tiene mucha proteína.  La leche de arroz es una buena fuente de vitaminas del complejo B que son esenciales para el metabolismo, la circulación y la función nerviosa.  Alta en almidones, la leche de arroz no es apta para diabéticos, pero si promociona la salud cardiovascular.  La grasa insaturada encontrada en la leche de arroz proviene del aceite del salvado de arroz que puede reducir el colesterol en sangre.  La niacina y la vitamina B6 contribuyen a este último.  También es una buena fuente de magnesio que ayuda a controlar la presión arterial.  La leche de arroz también contiene hierro y cobre que incrementan la producción de los glóbulos rojos llevando a una mejor oxigenación y vitalidad.  La leche de arroz es baja en calcio, pero alto en manganeso y selenio que son antioxidantes poderosos que ayudan al cuerpo a protegerse de las infecciones y el cáncer.

Yo tomo leche de arroz con coco con café por las mañanas!

Leche de Cáñamo: Este producto vegano está hecho de semillas de cáñamo – pero NO, no está
hecho de marijuana!  No obstante la planta y sus semillas son altamente nutritivos.  Un solo vaso de unas 8onzas de leche de cáñamo contiene:

  • 900mg de ácido graso omega 3
  • 2800mg de ácido graso omega 6
  • Los 10 amino ácidos esenciales que nuestros cuerpos necesitan para estar sanos pero que solo pueden obtener de los alimentos.
  • 4g de proteína
  • el 46% de la DDR de calcio
  • 0% colesterol
  • Potasio
  • Fosforoso
  • Riboflavina
  • Vitaminas A, D, E, B12, Ácido Fólico, Magnesio, Hierro y Cinc
Incluir la leche de cáñamo en tu dieta te ayudará a fortalecer tu sistema inmune, te dará una piel radiante y uñas y pelo fuerte, corazón sano y una capacidad mental mejorada también es un antiinflamatorio y mejora la circulación.
Básicamente si estás cambiando a una leche vegetal, entonces necesitas probar unas cuantas para encontrar la que más te guste.
Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario