Aumento de Pecho en la Menopausia

boobsHace unos meses, mi amiga Mary Jo me pidió un articulo sobre como comer mejor durante la menopausia.  Me alegro decir que gustó mucho el articulo y Mary Jo entre otras me ha sugerido que os informa de más cosas relacionadas con esta etapa de la vida tan difícil de superar.

Por lo tanto hoy toca hablar del aumento de peso durante la menopausia.

Muchas mujeres experimentan un aumento de peso durante la menopausia, y parece depositarse en uno de dos sitios – o ambos!  Estos sitios suelen ser en la tripa y/o el pecho.  Muchas mujeres que nunca han tenido tripa de repente tienen una.

Ahora, el aumento de pecho en la menopausia puede ser bien recibido por algunas mujeres, sin embargo, para otras un pecho grande hace que parezcan más viejas y “matronal”… piensa en la Sra. Doubtfire!!!!!

Este aumento de peso – como siempre, tiene que ver con las hormonas.  A partir de los 40 años en adelante, los niveles de estrógeno en el cuerpo femenino empiezan a fluctuar drásticamente.  La idea es que menos estrógeno significa pechos más pequeños ya que las glándulas que producen la leche encogen ya que pasamos de nuestra época de tener hijos.  Sin embargo, los niveles de estrógeno deben ser contrarrestado por la progesterona pero los niveles de progesterona son capaces de descender 120 veces más rápido que los niveles de estrógeno.  Esto provoca lo que los médicos llaman “La dominación del estrógeno”, que mantiene los pechos grandes, aun cuando bajan los niveles generales de estrógeno.

En esta etapa de la vida de una mujer, la grasa y el estrógeno se unen en equipo, el estrógeno dominante actúa como un imán para la grasa, almacenándola en ciertas zonas como los pechos y el abdomen.

Estas células de grasa pueden hacerse más grandes y empezar a producir estrógeno por si solas para intentar equilibrar el ánimo y el bienestar, y también para la protección de los huesos y el corazón.  Por desgracia, tu cuerpo ha decidido que estas células de grasa grandes son realmente importantes para tu supervivencia por lo tanto son muy resistentes a las dietas.

No obstante, siguiendo una dieta específica puedes centrar la perdida de peso en esas zonas problemáticas, equilibrando tus hormonas de forma correcta.  Para este tipo de reducción, Max Tomlinson, naturopata de Londres, ha diseñado un plan de alimentación basado en la dieta Mediterránea con muchas frutas y verduras, pescado, aceites saludables y nada de azúcar o alimentos procesados, poca carne roja y poco alcohol.

Los productos lácteos pueden ser muy altos en estrógeno.  Las vacas tienden a ser ordeñadas constantemente mientras están embarazadas de otras crías, esto significa que sus niveles de hormonas están muy altos.  Las leches vegetales como la de almendra, coco o arroz son un buen sustituto.   Sin embargo, es mejor evitar la leche de soja ya que puede contener estrógeno de planta que puede contribuir a las hormonas desequilibradas.

Las frutas cítricas son maravillosas ya que contienen un compuesto llamado d-limonene, una sustancia que ha demostrado ayudar a descomponer y eliminar el exceso de estrógeno.  También puedes incrementar tu ingesta de calcio D-glucarato comiendo más legumbres y frutas tales como; melocotones, nectarinas, ciruelas y cerezas.  Esto ayuda a inhibir la acción de las enzimas que reduce el impacto del estrógeno sobre el tejido mamario.

Todos sabemos que las verduras son increíblemente sanos, pero en este caso deberías comerlas crudas o ligeramente al vapor.  Las verduras crucíferas tales como; broccoli, coliflor, repollo, son ricos en un compuesto químico llamado dindolilmetano que ayuda al cuerpo a metabolizar el exceso de estrógeno.

Come pan integral.  Los granos enteros son mucho más saludables que los refinados.  Los granos enteros pueden aumentar to ingesta de fibra no soluble.  Esto es util ya que la fibra se adhiere al exceso de estrógeno en el tracto digestivo y lo acompaña a la salida!

Tienes que reducir la ingesta de azúcares y eso incluye al alcohol ya que el azúcar en la dieta incrementa los niveles de azúcar en sangre que, a su vez, estimula la liberación de la insulina.  Demasiada insulina motiva el almacenamiento de grasa en el cuerpo y interfiere con el equilibrio delicado entre el estrógeno y la progesterona.

El alcohol tiene un efecto tóxico sobre la función del hígado que impide que el hígado descomponga el estrógeno y otras hormonas con efectividad.

También deberías erradicar la comida basura de tu vida.  Los alimentos altamente procesados pueden contener pesticidas, herbicidas y/o hormonas del crecimiento que pueden interferir con tus hormonas.

Muévate!!! Anda, nada, montar en bici – lo que más prefieres pero hazlo todos los días.  Asegúrate de mantenerte activa.  También recomiendo yoga y pilates.  Los estiramientos y la tonificación muscular son muy importantes a la medida que vayamos haciéndonos mayores.

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario