Arriba y abajo...

yoyoDietas yo-yo… dónde bajas de peso muy rápido solo para recuperarlo igualmente rápido y algo más en el momento que vuelvas a comer “normal”.  Normalmente se realizan estas dietas para conseguir un resultado rápido para un evento en particular… una boda, fiesta, etc..

Una encuesta del 2014 descubrió que el 60% de personas que realizan dietas yo-yo probarán hasta 20 dietas diferentes a lo largo de sus vidas… reincidentes.

Pero este constante arriba y abajo tiene consecuencias para la salud que alcanzan mucho más allá que el tamaño de tu cintura.  Las dietas extremas son culpables de muchos problemas de salud como desequilibrios hormonales, osteoporosis e incluso problemas de corazón.

Entonces, que efecto tienen las dietas yo-yo en tu cuerpo?

Para empezar está el que todos conocemos, lo volverás a recuperar todo y algo más.

Hay estudios que han demostrado que el cuerpo se esfuerza a mantener su peso en lo que se llama un punto fijo.  El cuerpo se protegerá frente a la perdida de peso durante un periodo de ingesta restringida, que también explica porqué a veces las personas no engordan si se sobre alimentan durante periodos cortos de tiempo.  Sin embargo cuando el cuerpo sufre inanición durante periodos algo largos de tiempo, se pierde peso pero tu cuerpo también se acostumbra a funcionar con menos recursos.  Cuando esto ocurre, tu metabolismo se reinícia a un nivel más bajo, así cuando vuelves a comer normal, vuelves a recuperar el peso perdido con mucha rapidez.

Sin embargo, dietas como la 5:2, que implican el ayuno intermitente, no reinícian el metabolismo ya que el periodo de restricción calórica es demasiado corto.

Cuando la ingesta calórica está restringido severamente, llega el punto en que el cuerpo empieza a digerir sus propias células musculares además de las células de grasas restantes para energía.  La masa muscular es esencial para el control del peso para poder mantener el músculo, el cuerpo quema más calorías.  Entonces, si tu cuerpo se ve obligado a digerir el músculo, este proceso relentizará el metabolismo aún más y promociona la generación rápida de grasa cuando vuelves a comer con normalidad.

Envejece.

Dependiendo de cuánto peso pierdes, tu cuerpo puede quedar con las secuelas en forma de stretch-marksestrías y piel flácida. También, cuánto más veces pasa esto, peores son las consecuencias a la medida que van pasando los años.  A la medida que envejecemos, nuestra piel pierde elasticidad.  Las mujeres mayores serán más propensas a tener la piel flácida.  Dietas para perder peso de forma menos agresivas, donde se baja más lentamente de peso, dan tiempo a la piel a ajustarse.  También las dietas restrictivas pueden tener un efecto sobre como luce la piel, sobre todo si la dieta es baja en proteína.  Esto frena la producción de colágeno que es responsable por la firmeza de la piel.

Las dietas yo-yo también pueden afectar la salud de tu pelo.  En cualquier momento, el 90% del pelo de la cabeza está en una fase de crecimiento y solo el 10% está descansando o en fase de perdida.  Restringir las calorías fuerza gravemente a más pelos a la fase de perdida ya que los folículos tienen menos nutrientes para sostenerlos.  El aumento rápido de peso también afecta los niveles normales de hormonas y somete los folículos a estrés.

Una ingesta severamente restringida significa que el cuerpo no está recibiendo la cantidad necesaria de vitaminas y minerales como el calcio para mantener tus dientes y encías sanos.  Las personas que hacen muchas dietas de este tipo son más propensas a sufrir la enfermedad de las encías que también puede significar perder algún diente.  Las personas que restringen severamente su ingesta de alimentos también producen menos saliva.  La saliva que se produce durante el proceso de masticar comida ayuda a proteger los dientes frente al ataque de ácido.  Y cuando vuelven a introducir mucha comida, tienden a elegir alimentos altos en hidratos de carbono que aumenta el riesgo de caries.

Insano para el corazón.

unhealthy-heartEn el estudio más reciente del Memorial Hospital de Rhode Island, se analizó data de 158,000 mujeres por encima de los 50 años de edad.  Dr. Somail Rasla, autor del estudio, dice que ganar peso como parte de un sistema de dietas yo-yo incrementa la tasa cardiaca, la presión arterial, y los niveles de colesterol y de azúcar en sangre.  Estas alteraciones no vuelven a la normalidad cuando se vuelve a perder el peso acumulado.  Con el repetido arriba y abajo de las dietas yo-yo, estos problemas solo empeoran, dañando el corazón con el paso del tiempo.

El estudio, que se llevó a cabo durante un periodo de 11 años, demostró que las mujeres de peso normal que admitieron que habían hecho dietas yo-yo en más de cuatro ocasiones, tenían 3 veces y medio más probabilidades de morir de un ataque al corazón que las mujeres con un peso estable aunque fueron obesas.

Las dietas yo-yo también incrementan los marcadores de inflamación en sangre que están asociados a muchas enfermedades tales como la artritis.

Problemas con el tratamiento para la fertilidad.

La restricción calórica seguida por atracones pueden alterar la liberación de hormonas de weightlossla glándula pituitaria que es el motor del ciclo menstrual, estimulando los ovarios para liberar óvulos.

Cuando una mujer pierde mucho peso rápidamente, este proceso se apaga porque el cuerpo se cambia al modo de inanición y desvía toda su energía hacia los procesos vitales y la reproducción no está considerado como un proceso vital.

Sin embargo, a menudo obligan a las mujeres a perder peso para poder recibir el tratamiento para la infertilidad, y este hecho puede animarles a hacer dietas muy severas.  Se ha demostrado que las mujeres que pierden peso de la forma más rápida posible, a veces reduciendo su ingesta a tan solo 400 calorías al día, para poder alcanzar el peso requerido para el tratamiento, tienen resultados mucho peores a la hora de quedarse embarazadas ya que el tratamiento no suele funcionar.

Perder peso con sentido común a través de los cambios de estilo de vida es mucho más sano y el peso suele quedarse fuera.  Depende de ti, que quieres para tu cuerpo y tu salud.

Te puedo ayudar a mejorar tu salud.  Si quieres pedirme una cita presencial (Las Rozas, Madrid) o online (Skype), mándame un email a lucycarr@socialnutrition.com

Deja un comentario