Manteniendo una mente abierta...

Manteniendo una mente abierta...

Si, hay veces que hay que mantener una mente muy abierta a la hora de cambiar nuestro estilo de vida en cuanto a la comida.  Muchas personas me dicen que lo que más cuesta es el desayuno.  Ahora, entiendo perfectamente que para muchas personas la siguiente receta va a sonar a un horror.  Pero para el invierno es algo que llena, calienta y te mantiene con una sensación de bienestar hasta la comida 🙂  Es parecido a las “gachas” de avena, pero SIN HIDRATOS y SIN LÁCTEOS.

Para 1 persona:
30g de aceite de coco
1 cucharada de harina de coco
1 pizca de cáscara de psyllium en polvo
4 cucharadas de crema de coco (pongo las latas de leche de coco en la nevera.  La crema se solidifica y sube a la superficie).
1 huevo batido
Chips de coco disecado sin azúcar añadido
El resto de la lata de leche de coco que haya sobrado

Mete todos los ingredientes, salvo el huevo, los chips de coco y el sobrante de la lata de leche de coco, en una cazuela y calentar, removiendo todo el rato.  Cuando está bien caliente añadir el huevo batido y seguir removiendo.  Debería tener la consistencia de un bechamel.  Calentar el resto de la lata de leche de coco en una jarra en el microondas o en una cazuela hasta que está hirviendo.  Meter el “bechamel” en un bol, esparcir con los chips de coco y también añadir la leche de coco caliente.

 

Deja un comentario