Alcanzando la meseta

Todos hemos experimentado ese momento durante una dieta cuando alcanzas una meseta y por mucho que lo intentes no consigues perder más peso.  Existen muchas razones para esto, una popular es que tu cuerpo se acostumbra a la cantidad de calorías reducida y ya no sigue quemando grasa para compensar la diferencia.  Sin embargo, tambén…